El creador de los hits «Mrs. Robinson» y «The Sound of Silence» hoy cumple 80 años, lo que es todo un evento para el mundo de la música. Por ese motivo quisimos repasar su vida y su obra, dos dimensiones que se siguen expandiendo.

Sus primeros años

Paul Simon nació un 13 de octubre en Nueva Jersey, en 1941. Su madre fue una maestra jardinera y su padre un contrabajista, que lo criaron en Queens, en Nueva York. En su mismo barrio, a tres cuadras de su casa, vivía Art Garfunkel, con quien luego fundaría su proyecto más exitoso. A los 15 grabaron la canción «Hey schoolgirl», pero bajo el nombre Tom & Jerry. Vendieron cien mil copias lograron el puesto 49 del ranking de Billboard, lo que le permitió a Simon empezar a crear canciones para otros músicos.

Música profesional

En 1963 Paul y Art se reunen para crear más música y son fichados por el sello Columbia, que en ese momento tenía a Bob Dylan en su catálogo. El dúo grabó Wednesday Morning, 3 A.M. pero su lanzamiento fue un fracaso.

Paul viaja a Inglaterra y retoma el trabajo de compositor para otros artistas, mientras la canción «The Sound of Silence» sonaba cada vez más. Sin su consentimiento, el productor Tom Wilson tomó la canción, la remezcló y la re-lanzó como el super hit que es hoy.

De ahí en adelante todo fue fama y éxito, discos y sencillos, como ParsleySageRosemary and Thyme; Bookends y Bridge over troubled water. Entre medio crearon la banda sonora de la famosa cinta El Graduado. Pero todo lo que sube tiene que bajar. Mientras Garfunkel quería mantener el sonido que habían cultivado, Simon quería probar nuevos instrumentos.

Separar las aguas

Art optó por dedicarse a la actuación y a enseñar matemática en un colegio; en tanto que Paul trabajó en su siguiente disco, llamado Paul Simon. Grabó en Jamaica «Mother and child reunion«, pensando que sonara más reggae, y la canción «Me and Julio down by the schoolyard» usa la cuica, un instrumento brasileño de percusión. Para «Duncan» convocó a la banda Los Incas, los mismos que tocaron  en «El cóndor pasa (if I Could)« en su proyecto previo.

Al tiempo graba el disco There goes rhymin’ Simon, un disco con fuertes influencias del gospel y en el que participó Muscle Shoals, la sección rítmica más prestigiosa de Estados Unidos. En 1975 lanza Still crazy after all these years, que logró ser primer número uno en EE.UU y ganó el Grammy a Álbum del Año.

Además, en los 80 incursionó en el cine al escribir y protagonizar la película One-Trick Pony, una cinta que pasó sin pena ni gloria. De todos modos, antes había participado como actor secundario en Annie Hall de Woody Allen. 

Más aún, Paul llegó a los titulares por casarse con Carrie Fisher, su polola durante casi seis años. Pero solamente duraron 11 meses como esposos, y luego del divorcio salieron un par de veces. Ella sale en el videoclip de «Rene and Georgette Magritte with Their Dog after the War«, y le dedicó las canciones «Hearts and Bones» y «Graceland«.

Carrie Fisher And Paul Simon 1 1200x814
Carrie Fisher And Paul Simon

Nuevos ritmos

Luego de un divorcio y proyectos musicales fracasados, sus ánimos se desplomaron y vivió una depresión. Se refugió en la música y conoció el mbaqanga, un género popular en el barrio Soweto, uno de los sectores segregados más grandes de Sudáfrica. Participó en la canción «We are the world» de USA For Africa y los productores Quincy Jones Harry Belafonte lo motivaron a conocer el país.

Allí tuvo la oportunidad de conocer a sus ídolos y grabar la música de su disco Graceland, de 1986. Pero pese a la alegría y ternura de su hit «You can call me Al»se le acusó de apropiación cultural y la ONU lo fichó por romper el boicot que había puesto sobre Sudáfrica. Sin embargo, él no había viajado a tocar para audiencias blancas, sino a trabajar con artistas de color, por lo que la ONU finalmente lo retiró de la lista negra.

Para este disco trabajó con la banda Juluka, el primer grupo interracial de Sudáfrica. También tomó elementos afro desde EE.UU, y colaboró con Los LobosLinda Ronstadt y The Everly Brothers. Como si fuera fácil, se trasladó a Brasil para trabajar con nuevos músicos, como Milton NascimentoNaná Vasconcelos y el grupo de percusión Olodum. Con ellos creó The rhythms of the saints, un disco inspirado en la samba.

El nuevo milenio

Toda su trayectoria intercaló éxitos con fracasos, lo que es difícil de explicar. Pero uno de sus momentos más altos fue en los 2000, cuando fue nominado al Oscar por la canción «Father and daughter» de Los Thornberrys, la película. Esto le dio impulso para tener una gira con Art y juntos grabaron Old friends: Live on stage. 

En 2006 contacta a Brian Eno para que lo produzca, de cuyo trabajo sale el disco Surprise. En él colaboraron Talking Heads, David Bowie, U2 y Bryan Ferry de Roxy Music. Luego de otros proyectos, en 2018 anuncia que se retira de los escenarios para poder compartir más tiempo con su familia. Sin embargo, no se ha alejado de la música y siempre será un personaje multifacético de la industria.