Finalmente se estrenó la tan anticipada adaptación de Denis Villeneuve del clásico libro de ciencia ficción. Desde el 21 de octubre, su película ya está disponible para ser vista en la pantalla más grande y promete ser todo un éxito. Sin embargo, no todos los intentos han logrado concretarse. Famosa es la fallida versión que Alejandro Jodorowsky jamás pudo completar. 

Y es que el director chileno-francés jamás pudo llevar a cabo la versión que él imaginaba de Dune. Demasiado excesiva y extravagante terminaron por sepultar el sueño del cineasta, en uno de los filmes jamás hechos más icónicos del cine. Sin embargo, sí se conocen detalles y bocetos de cómo sería esta obra y hasta el elenco que la formaría. 

Dune de Alejandro Jodorowsky

A comienzos de la década de los setenta, se comenzaban a mover los intentos para adaptar por primera vez el épico libro de ciencia ficción. Fue el chileno Alejandro Jodorowsky el que fue anunciado para dirigir esta versión, que ya todos predecían que sería un éxito por la popularidad del cine espacial. 

Sin embargo, considerando el estilo del aclamado director, era claro que esta no sería una adaptación cualquiera. Alejandro Jodorowsky era un gran fanático de Dune, pero tenía su propia visión de cómo debía verse la película, en estilo, música y elenco, y no pensaba escatimar en gastos o ceder a sus ideas. 

Dune
Bocetos de Jodorowsky

En primer lugar, Jodorowsky planeó que su versión fuera de 10 horas, para lograr contar toda la complejidad del libro. Además, quería a su propio hijo, Brontis Jodorowsky, como el protagonista. A él se le sumarían múltiples estrellas, incluyendo al pintor Salvador Dalí, la cantante francesa Amanda Lear, el icónico director Orson Welles, la legendaria Gloria Swanson, la hija de Charles Chaplin, entre otros. 

Personajes de Jodorowsky

Como si fuera poco, la Dune de Alejandro Jodorowsky tendría música especial a cargo de Pink Floyd, además de querer a Mick Jagger de The Rolling Stones con una actuación especial. Solo en ideas estaban gastando millones, con Dalí demandando un sueldo de $100 mil dólares por hora de filmación. 

Pero la trama era igual de exagerada. Recientemente, la actriz Charlotte Rampling, quien sí aparece en la nueva Dune, reveló sentirse asqueada por las ideas del director. Esto incluía una escena donde cientos de extras defecaban al mismo tiempo, algo que provocó la ira de ella y su salida del filme. 

¿Qué pasó al final?

Lo que suena como un sueño salvaje, rápidamente se convirtió en una pesadilla para los productores. Alejandro Jodorowsky les estaba costando millones de dólares y ni siquiera había filmado una sola escena. Además, el tiempo comenzaba a pasar y los créditos por la adaptación estaban en riesgo de perderse.

Finalmente, su versión jamás se realizó y el proyecto se canceló por completo, tal como su relación con la novela. Así, los derechos de Dune continuaron pasando de mano en mano en lo que ya parecía una maldición en Hollywood. Esto finalizó en 1984, cuando David Lynch lanzó la primera adaptación del libro, aunque jamás logró el éxito que esperaba.