Ya es un hecho que en países como Nueva Zelanda, Alemania y España existen empresas que han reducido la jornada laboral de sus empleados. Tal ha sido su éxito en el mundo que en el Congreso ya existe la idea de desarrollar una mesa técnica para rebajar la jornada semanal laboral a 4 días.

Los beneficios de reducir la semana laboral

La idea de reducir la semana laboral ya se ha replicado a nivel mundial. Las compañías que ya la han instalado la aplican con el fin de aumentar la productividad, mejorar la salud mental de sus trabajadores y hasta para luchar contra el cambio climático.

Asimismo, la propuesta comenzó a ganar más adeptos. Esto a medida que la pandemia del coronavirus provocó problemas como el agotamiento, y la conciliación de la vida laboral y familiar de los trabajadores.

¿Podría ver la luz en Chile?

En nuestro país, la empresa People & Partners redujo su semana laboral a cuatro días. Por otro lado, en el Congreso, diputados como Camila Vallejo (PC) y Raúl Soto (PPD) ya han instalado la idea de reducir la jornada laboral a 40 horas semanales o un sistema 4×3. También el reemplazar algunos incisos del Código del Trabajo.

De acuerdo a un comunicado de la Cámara de Diputados y Diputadas, realizarán una solicitud al presidente Sebastián Piñera. Esto para que promueva la creación de una mesa técnica para que se logre consensuar una rebaja de la semana laboral.

Para ello, se pedirá que el grupo esté conformado por miembros de amplia trayectoria en materia económica y laboral. En su designación participarían el Poder Ejecutivo, la Cámara de Diputados, organizaciones sindicales, gremios empresariales y universidades públicas.

En el documento indican que «la idea es que se llegue a un plan piloto de tres años en el que participen empresas de diversos rubros. El objetivo sería implementar una jornada semanal de trabajo de 4 días, otorgando subsidios, presupuestos y protección al empleo para tal efecto”.

Para argumentar, añaden que la OCDE plantea la existencia de una asociación entre los países que tienen mayores jornadas laborales con una menor productividad. Esto también tendría repercusiones en la calidad de vida y el deterioro de la salud mental, algo estimulado por el tiempo que ha durado la pandemia.

Asimismo, afirman que “la startup chilena First Job se convirtió en la primera empresa de Latinoamérica en implementar oficialmente una jornada de cuatro días”.

De acuerdo al reporte, la resolución la propusieron los diputados Diego Ibáñez, Gabriel Boric, Gonzalo Winter, Gael Yeomans y Camila Vallejo.