La que puede, puede; y la que no, llora en el cine mientras come cabritas. La enigmática Kristen Stewart le contó a IndieWire que cuando Pablo Larraín la llamó para conversar sobre su nuevo proyecto, simplemente lo aceptó. Acá te contamos todos los detalles y uno que otro secretito.

Una decisión irresponsable

«Él me llamó al teléfono. Al principio todavía no había leído el guion, y él propuso esta idea y dijo que estaba haciendo una especie de poema extraño sobre Diana, y preguntó si yo estaría o no interesada en abordar el tema antes de que me mandara el guion. Sin pensarlo, de forma muy irresponsable, dije «Sí, absolutamente»»explicó al medio.

En un tono más reflexivo, añadió que cuando toma un rol ella lo hace desde la posición transmitiendo la confianza de poder interpretarlo bien. Pero esta vez, cuando aceptó trabajar con Larraín, fue diferente. «Podría haberlo arruinado todo. Justo en el momento antes de decir, en una palabra, sí o no, yo estaba como «¿Quién eres si no dices que sí?»«. 

Spencer

Sobre Lady Di

La más probable es que su intuición de aceptar tenga que ver con la manera en que Stewart observa a Diana de Gales. «Creo que su fuerza y su poder y su naturaleza feral imparable emerge cuando está con sus hijos. Ella no era muy buena cuidándose a sí misma, pero era muy buena protegiéndolos a ellos. Si uno no comprende bien eso, no la comprendes bien a ella».

Recuerda que la cinta Spencer ya se posiciona como una de las favoritas para los Premios Oscar, tanto por sus actuaciones como por su guion y dirección. La cinta del chileno Pablo Larraín, el mismo que trabajó con Natalie Portman en su película Jackie, se estrenará el 5 de noviembre. En ella se retratan complejos los tres días al divorcio entre la princesa y el padre de sus hijos.