Si hablamos de extravagancia en la década de 1970, automáticamente uno puede pensar en David Bowie. Sin embargo, hubo un artista que ya hacía ruido con su excentricidad a partir de un sonido de ópera mezclado con el rock y sintetizadores: Klaus Nomi.

¿Quién fue Klaus Nomi?

Klaus Sperber es un artista alemán nacido en Baviera en 1944. Descendiente de una familia de artistas, su pasión por la música despertó en él siendo tan sólo un niño.

Si bien era tímido y retraído, comenzó a acercarse a la música como ayudante de mantenimiento en la Ópera alemana de Berlín. Y cada noche, tras el concierto de turno, aprovechaba la soledad del teatro para irrumpir en escenario. Allí interpretaba canciones de la que fue su mayor referente: la cantante de ópera estadounidense María Callas.

klaus nomi david bowie snl saturday night live corista extraterrestre artista aleman
Getty Images

Eso lo motivó a comenzar a probar suerte actuando en diferentes locales nocturnos de Berlín. Luego, en 1970, partiría a Nueva York para instalarse en el barrio East Village, un lugar de encuentro de artistas de todas las disciplinas.

En ese lugar, y precisamente en esa época, el punk y el vanguardismo eran las corrientes contraculturales. Así, Klaus encontraría su lugar, ayudándole a estimular su sonido e identidad «extraterrestre», inspirándose en su revista favorita de ciencias ocultas, OMNI, y forjando su propio nombre artístico: Klaus Nomi.

Su característico traje y colaboración con David Bowie

En 1972, apareció en público vestido de extraterrestre para una producción satírica basada en la ópera ‘El Oro del Rin’ de Wagner. Sin embargo, su traje característico compuesto de un traje espacial y una capa de plástico que impactó al mundo surgió con la obra New New Vodevil.

klaus nomi david bowie snl saturday night live corista extraterrestre artista aleman
Getty Images

Tras el impacto, comenzó a surgir su popularidad en la escena subterránea neoyorkina y a despertar la pasión de varios que querían contar con su presencia.

Uno de los que quedó encantado con su excentricidad fue el mismísimo David Bowie, quien quiso contar con la presencia de Klaus Nomi en una de sus actuaciones. Además de esto, el alemán le prestó parte de su característico traje, lo cual serviría de inspiración para la extravagante identidad del británico en sus siguientes pasos.

En 1979, David Bowie fue invitado a cantar ‘The Man Who Sold The World’ al programa Saturday Night Live (SNL), donde Klaus Nomi participó como corista.

Una estrella fugaz víctima del sida

Ese cameo estelar junto al ‘Duque Blanco‘ permitió a Klaus Nomi lograr su primer contrato discográfico con RCA Records para grabar su álbum debut homónimo (1981).

De aquel álbum se extraen piezas maestras como ‘The Cold Song’ o ‘Total Eclipse’. En esta última aprovechó de condenar la homofobia a través de referencias sónicas y conceptuales a través de la ópera.

Al siguiente año, llegaría su último disco en vida, ‘Simple Man’, un trabajo más pop donde se encuentran ‘Falling In Love Again‘; y su versión de ‘Ding Dong The Witch Is Dead‘, de la película ‘El Mago de Oz’ (1939).

Sin embargo, el 6 de agosto de 1983, en pleno despegue de su carrera, Klaus Nomi fallecía de Sida en la más absoluta soledad, abandonado en su departamento.

Según reportan testigos de la época, sus amigos, socios y agentes de la música desaparecieron de su lado cuando contó que había contraído VIH. Incluso, fue uno de los primeros artistas reconocidos mediáticamente en fallecer por la enfermedad.