Dentro de la década pasada, el clásico y recordado vinilo tuvo una resurgencia comercial dentro de esta generación, luego de ser desplazado por el disco compacto. Lo que partió como una tendencia entre fanáticos del indie rock se extendió a toda una generación de consumidores de música, y al parecer la siguiente la continúa con más fuerza.

¿Qué generación compra más vinilos?

La institución de medición y estadísticas MRC Data realizó una estudio, encuestando a un total de 4 mil personas a partir de los 13 años. Durante dos semanas, se consultó a los receptores por su consumo de música. Del total de personas que participaron en la investigación, el 15% de jóvenes pertenecientes a la generación Z revelaron haber comprado un vinilo en los últimos doce meses, cifra superior al 11% registrado por personas millenials.

No está de más destacar que se considera como pertenecientes a la generación Z a aquellas personas nacidas entre 1997 y 2012. Por su parte, los millenials comprenden el rango de años entre 1981 y 1996, y se les denomina así al ser los niños y jóvenes a la llegada del nuevo milenio en 2000.

El cambio en el consumo de las copias físicas ha sido gradual en los últimos años. Esto se debe en gran medida a la preferencia de ciertos seguidores de la música por la calidad y la estética del vinilo. Así mismo, existe también un factor de nostalgia que se vincula directamente con la posesión de vinilos y tocadiscos.

La moda ha llegado a tal grado que durante el año pasado, un reporte de la Recording Industry Association of America (RIAA) reveló que los ingresos generados por la compra de vinilos sobrepasó a aquella de los discos compactos por primera vez desde los años 80’s, década en la cuál este último formato se convirtió en el protagonista de la industria musical.

Recientemente, fue Taylor Swift quien se convirtió en la artista de su generación con más ventas de vinilo. La célebre artista logro romper todos los récords y demostró el poder que sigue teniendo el formato.