El informe presentado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC, por su sigla en inglés), dio un lapidario pronóstico respecto a los cambios climáticos. La eco ansiedad sería una respuesta anímica y psicológica ante estas noticias.

Inundaciones, sequías prolongadas e incendios forestales: son algunos de los fenómenos que claramente han dejado en evidencia la crisis climática; sobre todo en este último año, donde la Tierra ha manifestado estos acontecimientos de manera frecuente.

Por otro lado, el informe antes mencionado, entre otras cosas; pone en el centro de la discusión la urgencia que tiene la humanidad respecto a la mitigación y adaptación.

Sin embargo, esta información debe ser tratada cuidadosamente; pues a algunas personas les afecta o son mas susceptibles a sentimientos de tristeza y preocupación.

La eco ansiedad sería un nuevo concepto para definir el sentimiento que produce la incertidumbre y angustia de la vida y la Tierra; y en consecuencia, afecciones a la salud mental.

Eco ansiedad, un nuevo concepto a tener en cuenta

Tal como define la RAE, ansiedad significa: «Estado de agitación, inquietud o zozobra de ánimo». Agregando el sufijo de «Eco», se hace bastante evidente la definición de este nuevo «trastorno psicológico».

Por otro lado, Maisa Rojas, académica del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile le dijo a La Tercera:

«Es parte de las reacciones humanas al ver que hasta hace pocos años hablábamos del cambio climático como algo del futuro (…) pero ahora lo estamos viviendo cada uno en nuestras propias vidas“, dijo la académica.

En ese sentido, los registros de fenómenos climáticos cada vez más recurrentes e impactantes, no solamente afectan a las personas directamente implicadas, sino que a todo el mundo que observa dichos videos o fotografías.

Rodolfo Sapiains, académico del Departamento de Psicología de la Universidad de Chile se refirió a esta «sobre exposición» en cuanto a los mensajes que se transmiten,  al momento de hablar o dejar registros sobre la crisis climática.

“Hay una sobre exposición de un mensaje catastrófico, encuadrado de una forma muy negativa respecto al futuro de la humanidad”,  dice el psicólogo.

Entendiéndolo de esa manera, el académico insta a transmitir mensajes sobre posibles soluciones más que la preocupación o desesperanza que pueda causar la crisis climática.

La externalización del problema y la desesperanza

Estos dos conceptos, si bien no están muy unidos, permiten también comprender las problemáticas que se asocian a esta «eco ansiedad».

Sapiains, respecto a la externalización menciona “se externaliza la responsabilidad, ya que hay varios países contaminantes”.

De igual forma, la desesperanza también se hace patente, pues las personas tenderían a pensar en que «todo está perdido» y que en razón de eso «no quieran involucrarse más en acciones para mejorar el medio ambiente«, agrega el académico.Crisis Climática

Variantes a la «eco ansiedad»

Según Rodolfo Sapiains, esta «eco ansiedad», también se asimilan a otros conceptos como eco depresión y duelo ecológico.

La salud mental, es un factor fundamental en la humanidad, y cada vez toma mayor presencia; como también relevancia.

En este caso, los factores climáticos y digamos, la crisis climática, tiene que tomarse con una altura de miras y la seriedad correspondiente; no obstante, también con mesura y sensibilidad, pues a algunas personas, esto puede afectarlas negativamente.