Diego Pino es director adjunto de Chiledoc y está actualmente Francia apoyando el documental chileno. Cuatro documentales chilenos están presentes en el Marché du Film de Cannes 2021, un «anexo» que se realiza paralelamente al famoso festival y que es un «mercado» de la industria audiovisual.

En palabras de Pino: «Hay que hacer bien la diferencia entre qué es el mercado y lo que es el festival. El festival de cine que es en paralelo, digamos donde está todo pasando; en cambio, en el mercado nos juntamos los que hacemos cine y trabajamos en esto».

El director adjunto de Chiledoc conversó con Un País Generoso, donde contó un poco más sobre el Marché du Film, la participación chilena y la relevancia del documental chileno a nivel internacional.

La diferencia entre Cannes y el Marché du Film

Como fue mencionado anteriormente, la diferencia radica en los propósitos que tiene cada sección del festival. Por un lado, Cannes es un prestigioso festival que cuenta con directores que hacen la premiere de sus películas, o primera difusión pública de una película.

Esto es de vital relevancia, pues supone las primeras impresiones de un film y el qué dirán en las críticas posteriores. Algo que a simple vista muestra el éxito que podría tener (o no) una película.

Por otro lado, Diego Pino explica que el Marché du Film es el «mercado donde se encuentra toda la industria audiovisual».

Festival De Cannes
Festival de Cannes

En dicho espacio Pino asegura que en el caso de Chile, se muestra unos extracto de 10 minutos de los cuatro documentales nacionales, sumado a una pequeña presentación  de los productores y directores de las películas «para que los programadores de festivales, agentes de venta o distribuidores internacionales puedan ver y tomar contacto para apoyar ya sea la finalización de esas películas, o con financiamiento, o con aporte para la distribución; que es lo que viene después», explicó Diego Pino.

Asimismo el director adjunto de Chiledoc, sostuvo que la vuelta a la presencialidad luego de la pandemia supone un gran pero interesante desafío.

La experiencia chilena en Cannes

Según Diego, Chile ya lleva 10 años posicionándose, cada vez con mayor ímpetu dentro del festival. Respecto a esto afirmó que ha sido un trabajo sistemático entre las diversas instituciones para apoyar al documental chileno.

Entre dichas instituciones, según Pino, se encuentra ProChile, del Ministerio de las Culturas, Chiledoc, Cinema Chile y Corfo. «Pero lo que es importante este año, que ya venimos avanzando hace dos años atrás, es que la presencia del documental chileno ha sido relevante acá» , afirmó el director adjunto de Chiledoc.

Esto se confirma pues Patricio Guzmán habría tenido alto impacto hace dos años atrás en el festival, en palabras de Diego Pino:

«Hace 2 años  la última película de Patricio Guzmán estuvo acá, que tuvo una presentación especial en el Festival de Cine de Cannes y el Agente Topo. De hecho, participó del mismo con ‘Doc in Progress‘ que hicimos este año, en el 2019″.

El Agente Topo
El Agente Topo

Los documentales chilenos presentes en Francia

Son un total de cuatro documentales los que están presentes en el festival y son definidas de la siguiente forma por Diego Pino:

«Edita» de Patricia Pollak

«Es una historia sobre su tía que es una mujer trotskista que estudió en la Bauhaus y que de alguna manera ahí trata de conocer su historia para también darse cuenta como enfrentarse  a sí misma y a su familia. Es un muy bonito proyecto que ya está terminando y está basado en archivos principalmente y las cartas de su tía», sostiene el director de Chiledoc.

Punto de encuentro de Roberto Baeza

«Una película de recreación y de ficción para contar la historia del padre de una de las protagonistas, ya que él estuvo encarcelado en tiempos de dictadura en una celda. Lo que hace un poco es el ejercicio de memoria, de volver a eso a través de la ficción. De mucha emoción,  con un desafío bien importante en términos emocionales para los creadores«

Bajo sospecha de Daniel Díaz

«Trata de dar cuenta de un caso bien particular que vivió el familiar de Daniel, de como fue encarcelado injustamente por sospecha. Haciendo un trabajo de reconocimiento del caso y cómo se vive la discriminación en Chile», comenta Pino.

Bastardo. La herencia de un genocida de Pepe Rovano

«Es una historia bien íntima, también relacionada con el pasado. Donde el director que está alejado de su padre, porque su padre había sido acusado de homicidio durante la dictadura de Pinochet. De alguna manera, él lo que hace, es buscar entender que había pasado con su padre después de 13 años, si es realmente culpable y cuáles eran los actos que él había cometido. Un poco para entender y ‘reparar’ el presente actual».

¿Cómo se hace la selección?

Según el director adjunto de Chiledoc, es una convocatoria abierta , donde se apunta a los documentales que están en una etapa donde ya se está empezando a cerrar la película.

«De alguna manera los criterios tienen que ver con el impacto internacional que podían tener, con que se mostrará también una diversidad de puntos de vista y ahí entre eso, nosotros como comité en Chiledoc, elegimos estas cuatro películas para Cannes y ahí hacemos el trabajo de coordinación y de que ojalá ellos se puedan contactar con la mayor cantidad de gente que las pueda ayudar a terminar la película», puntualizó Pino.

Por otro lado, Diego Pino aseguró que estos documentales chilenos los podríamos llegar a ver en 1 ó 2 años más, «yo espero que lo antes posible, si nos va bien acá y logran conseguir apoyo para terminar sus proyectos», agregó el director adjunto de Chiledoc.

Siendo cerca de las 02:00 de la mañana aproximadamente en Francia, Pino se despide de Un País Generoso.