En la tercera edición de la encuesta Estamos Conectados de Ipsos Chile, se estableció que el 58% de los padres no enviará a sus hijos a clases presenciales.

La decisión se toma en cuenta «independiente de las cifras de contagio», por lo que la seguridad es la principal preocupación de los padres.

¿Aulas vacías?

Luego de la decisión del gobierno de reabrir establecimientos educacionales y volver a las aulas, estas cifras demuestran otra voluntad.

Ya que según la encuesta de Ipsos, la mayoría de los padres prefieren seguir con la modalidad de clases a distancia.

Si bien el consenso general es que las clases presenciales son una parte fundamental del desarrollo y aprendizaje, aún los padres no se sienten seguros con la situación actual.

En la encuesta, el 66% de los padres no envió a sus hijos a clases presenciales este año, con solo un 34% que sí lo hizo, según comenta Emol.

Respecto a los establecimientos pagados, el 72% de los padres enviaron a sus hijos a clases presenciales. Cifras que contrastan tremendamente cuando se habla de establecimientos municipales, donde solo el 18% lo hizo.

Razones de los resultados

Con un 29% de los resultados, los padres presentan inquietudes respecto al respeto de las medidas sanitarias.

Otro 26% dice que esperará a que los menores de edad puedan estar vacunados para volver a las clases presenciales.

Respecto a la discusión, la Directora Ejecutiva de Educación 2020, Alejandra Arratia, dijo que las brechas educacionales se están profundizando. 

Sostuvo que existen dos realidades en Chile; colegios que cuentan con todas las condiciones para la vuelta presencial y otros que simplemente no las tienen.

Por su parte, los docentes mantienen que están las capacidades para poder continuar con la modalidad online de enseñanza.

Pero, un 87% de profesores y profesoras señaló que la jornada laboral aumentó en comparación a pre pandemia y el 80% indica que esto afectó negativamente en sus familias.