Este 23 de julio finalmente se dará inicio a los Juegos Olímpico de Tokio 2020. Tras un año de postergación y medidas para enfrentar la pandemia, más de mil atletas serán parte de este histórico momento. Sin embargo, es una supuesta medida viral lo que ahora está llamando la atención: La implementación de camas anti-sexo. 

¿Camas anti-sexo?

A través de las redes sociales, comenzaron a divulgarse rumores de que los Juegos Olímpicos habrían implementado camas anti-sexo para sus deportistas. Cabe recordar que todos los competidores se encuentran en la Villa Olímpica, esperando el inicio de los juegos.

Según se informó, estas camas están hecha de cartón, lo que llevó a que muchos especularan que su objetivo era limitar el sexo entre los deportistas. Esto porque, supuestamente, estas camas se romperían ante cualquier fuerza mayor. 

Sin embargo, un deportista se volvió viral al probar estas supuestas camas anti-sexo. El irlandés Rhys McClenaghan, de 21 años, publicó un video en su Twitter,  donde desmintió esta teoría. En este, se le puede ver saltando con fuerza sobre las camas de cartón y estas no se rompen.  

«Se supone que las camas son anti-sexo. Si están hechas de cartón, deberían romperse al menor movimiento fuerte. No es cierto, son noticias falsas», dice el deportista al momento que salta sobre la cama. Su publicación superó el 1,9 millón de reproducciones. Posteriormente, como señaló New York Times, representantes de los JJ.OO. informaron que este tipo de camas pueden ser incluso más resistentes que aquellas hechas de madera o de acero.

Cabe señalar que, si bien las camas anti-sexo pueden no ser ciertas, los Juegos Olímpicos sí recomendaron evitar lo más posible la intimidad entre los deportistas. Esto, como medida preventiva por el coronavirus, donde se recomienda no darse abrazos, estrechar las manos, dar los cinco y mucho menos el tener relaciones sexuales.