Cada generación tiene sus propios ídolos musicales que se convierten en líderes de la escena. Ahora, Olivia Rodrigo, una joven de tan solo 18 años parece ser la nueva elegida para liderar el 2021, con un álbum que ya es el más exitoso que va del año.

Sin embargo, su éxito también radica en la siempre presente nostalgia que se toma la música con fuerza. La artista utiliza el sonido clásico de los 2000, con tintes del pop rock y pop punk que poco a poco comienzan a tener un resurgimiento.

Además, existe un enfoque moderno en la música de Olivia Rodrigo, que la hace ser la líder de una generación en búsqueda de una artista «identificable» más allá de una megaestrella del pop. Y es que a diferencia de divas como Madonna, Beyoncé, Lady Gaga o más, su estilo apunta a una cercanía entre la cantante y sus fanáticos, algo propio de esta nueva camada de artistas.

¿Quién es Olivia Rodrigo?

Tal como ocurrió con nombres como Britney Spears y Justin Timberlake, Selena Gomez y Miley Cyrus, Olivia Rodrigo proviene de Disney. La joven artista primero apareció en el sitcom familiar Bizaardvark, que no alcanzó tanto éxito como otras series de la cadena.

Sin embargo, se volvió más popular gracias a su participación en High School Musical: The Series, la producción original de Disney+ que sigue el icónico musical adolescente. Fue solo con estos antecedentes que este año llegó con su sencillo debut: Driver’s License.  

Con pinceladas de artistas como Taylor Swift, Lorde y Phoebe Bridgers, Olivia Rodrigo rompió internet con una poderosa balada sobre un amor que ya avanzó la página. Bastante ayudó que ese amor fuera uno de los actores de la serie, generando que todas las redes hablaran de un nuevo trío amoroso adolescente que recordó a los tiempos de Hillary Duff, Lindsay Lohan y Aaron Carter.  

Sin embargo, Olivia Rodrigo debía probar que su éxito iba más allá del hype en torno a sus relaciones pasadas y el cotilleo de farándula. Un cambio radical presenta su más reciente sencillo, Good 4 U, un himno pop punk que toma lo mejor de artistas como Avril Lavigne y lo moderniza para una nueva generación.

Si bien gran parte de su álbum debut, Sour, se compone de baladas, Olivia Rodrigo incluye estos sonidos de inicios del 2000 en otras canciones como Brutal, un tema sobre el existencialismo adolescente y hasta una crítica a la vida capitalista.

Su innegable éxito

Kate Bush lo hizo en los setenta, Fiona Apple en los noventa, Lorde y Bilie Eilish en la década pasada. Cada cierto tiempo, la industria ve nacer a una fuerza adolescente que parece imparable. Con solo 18 años, Olivia Rodrigo se convirtió en la primera artista en la historia en debutar sus tres primeros sencillos en el Top 10, sumando el pegajoso Deja Vu como parte de su arsenal de éxitos.

Sour se convirtió en el disco con mejores ventas en una semana de lo que va del 2021 y promete continuar siendo el más vendido. En su semana de estreno, rompió el récord del álbum femenino más escuchado en Spotify en su debut.  Además, ya cuenta con la aprobación de artistas como Taylor Swift, Avril Lavigne, Paramore, entre otros.  

Pero Olivia Rodrigo no vive solo de la popularidad. La crítica también alabó su álbum debut, con los expertos aplaudiendo su osado viaje por temas duros para los adolescentes, además de su variedad en estilos. Actualmente, cuenta con un 83 en MetaCritic, lo que le otorga una «aclamación mundial». Por esto, todos los ojos están puesto en sus próximos movimientos y cómo podrá continuar con este gran éxito tras un debut tan impresionante.

Olivia Rodrigo no es la única

Como bien se sabe, los sonidos son cíclicos en la industria musical. Si en 2020 brilló el dance de los ochenta, con artistas como The Weeknd y Dua Lipa, este año parece ser el regreso de los 2000. Y es que Olivia Rodrigo está lejos de ser la única artista que trae este sonido pop punk a la nueva generación.

La hija de Will Smith, Willow, está teniendo un cambio radical de imagen. Para su nuevo sencillo, se aleja del R&B moderno de su último material y estrenó un tema lleno de energía pop punk, donde incluso colabora con Travis Barker de Blink-182.  

Beabadoobee, una joven compositora filipino-británica, también es parte de esta nueva esfera. Sin embargo, a diferencia de Olivia Rodrigo, se acerca más al indie rock de los 2000, con algunos guiños al pop y otras a la escena lo-fi.  

Similar es el caso de Yungblud, un joven británico que también toma la estética de los 2000 pero con un cuestionamiento de género propio de los tiempos modernos. Así, lleva los sonidos clásicos del pop punk, mientras utiliza maquillaje y faldas a cuadros.

Recientemente, la banda adolescente The Linda Lindas se viralizó gracias a su espectacular presentación de su himno punk, Racist, Sexist Boy, donde denunciar la xenofobia y el machismo que han enfrentado. Así, se suman a otros actos como Rina Sawayama, Otoboke Beaver, CHAI, que también utilizan las guitarras fuertes para un enfoque moderno y social.

Lo cierto es que aun es pronto para predecir que el pop punk y el punk como tal regresarán a tomarse las listas. Sin embargo, el hecho de que una nueva estrella del pop como lo es Olivia Rodrigo esté ocupando algunos de estos sonidos, da una oportunidad a otros exponentes del género.