Los avances tecnológicos en relación con la medicina están a la orden del día. Lentamente los dispositivos que originalmente podíamos encontrar en computadores ahora son implantados en todo tipo de artefactos e incluso seres vivos como animales, y al parecer ahora, humanos. Investigadores estadounidenses anunciaron la creación de un chip microscópico que es capaz de monitorear el estado de salud de una persona. ¿Qué tal?

El chip más pequeño del mundo

Ingenieros de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, anunciaron la creación del que dicen es el chip más pequeño del mundo. Incluso este sería capaz de monitorear el estado de salud de una persona cuando se inyecte en el cuerpo.

Esto se dio a conocer en una investigación que publicó la revista Science Advances. El dispositivo sería completamente funcional y tiene un volumen total de menos de 0,1 mm. Es decir, sería tan pequeño como lo es un ácaro. ¿Sorprendente no?

¿Qué otros datos del cuerpo humano se podrían transmitir?

Este chip se inserta en el cuerpo humano con una aguja hipodérmica, y solamente se puede ver a través de un microscopio, por lo pequeño que es. Asimismo, se pueden enviar datos mediante el ultrasonido.

De acuerdo a los científicos que están a cargo del estudio, este chip por el momento sólo puede detectar la temperatura en tiempo real de un ser humano. Sin embargo, ellos no descartan que sea posible incluir otros elementos como la presión arterial, niveles de glucosa y hasta la función respiratoria.

Ken Shepard, quien es el autor principal de este estudio, dijo lo siguiente. “Esto debería ser revolucionario para el desarrollo de dispositivos médicos implantables miniaturizados e inalámbricos que pueden detectar diferentes cosas utilizado en aplicaciones clínicas y finalmente aprobado para uso humano”.

Para comprobar la efectividad de este chip, los investigadores lo inyectaron en siete ratones. Luego, al obtener los resultados, se dieron cuenta de que la transmisión de datos fue exitosa.