Los últimos años no han sido los más sencillos para el ex delantero Mauricio Pinilla. No solo quedó marcado con problemas legales con Azul Azul, sino que también enfrentó una fuerte depresión que lo aquejó por años. Así, reveló que estuvo internado en una clínica psiquiatra en uno de sus momentos más difíciles.

Las declaraciones de Mauricio Pinilla

Mauricio Pinilla fue el más reciente invitado al programa De Tu a Tu de Canal 13. En la instancia, conversó con Martín Cárcamo sobre los complejos momentos que vivió a lo largo de su carrera deportiva, incluyendo los problemas con la depresión.

Según reveló, los problemas comenzaron en 2006, cuando se fue a Escocia para jugar en el equipo Heart of Midlothian. «De un día para otro me sentía ahogado, no podría respirar. Sensación de muerte, estuve hasta pensando cambiarme de casa porque no podía estar en el departamento», reveló.

Así mismo, Mauricio Pinilla aseguró que llegó a un punto en el que pensó terminar con su carrera profesional por esta angustia. «No podía dormir, quería dejar de jugar y mandar todo a la cresta», añadió el ahora ex futbolista.

Fue en este contexto, que Pinilla decidió escaparse a Chile y alejarse de su carrera deportiva en Escocia. Sin embargo, el mismo director deportivo del equipo viajó al país para buscarlo y continuar con el trabajo en el país europeo. «Volví y empecé a entrenar nuevamente», señaló sobre esta experiencia.

Tras esto, Pinilla se internó en una clínica psiquiátrica, debido al alcoholismo en el que se refugiaba. «Lo peor para una depresión es tomar alcohol. Me escondía en eso, era la salida. Estuve dos semanas internado, había gente muy famosa», reveló.

¿Qué lo hizo cambiar? Según el mismo Mauricio Pinilla, decidió ‘sentar cabeza’ tras el nacimiento de su hija. «En 2008 me di cuenta que tenía una hija y que no podía ser tan pelotudo conmigo mismo», añadió además. Así, señala que se enfocó en mejorar su relación con su esposa y ‘cambiar el chip’.