Hoy se celebra un nuevo día mundial de Los Simpson, cumpliéndose exactamente 34 años desde que Homero, Marge, Bart, Lisa y Maggie aparecieron por primera vez en la televisión estadounidense en 1987.

Con miles de fanáticos celebrando esta conmemoración alrededor del mundo, al igual que en Chile, Un País Generoso invitó a una panelista y guionista experta en la serie donde conversó un poco sobre el legado de esta famosa serie. Por otro lado, también opinó lo que muchos se han preguntado después de ya 32 temporadas en emisión. Esto, sumado a las constantes críticas por lo que algunos acusan pérdida de calidad en los capítulos. Sobre si el programa debería acabarse.

¿Qué dijo Lula Almeyda, fanática de Los Simpson?

Según cuenta Lula Almeyda, guionista, panelista de radio y unas de las voces del podcast ‘No Sabes Nada’ de Súbela Radio, el programa nació en 1987 con El show de Tracey Ullman, donde aparecieron Los Simpson por primera vez y se les otorgó un espacio a partir de cortos que luego comenzaron a tener popularidad.

Ante la pregunta de Werner Núñez sobre si Los Simpson deberían terminar, la fanática de la serie confiesa que “ya los dejé ir hace un rato como guionista y como fan. Creo que debería acabar, ya lleva demasiado tiempo”. Sin embargo, cree que actualmente este programa pertenece a otro público y eso hay que aceptarlo, lo que explicaría también el desencanto que tienen algunos de los fanáticos históricos de la serie.

También añade que “los personajes de comedia se van desgastando y se van llevando cada vez más lejos, volviéndose un poco insoportables. Como lo que ocurrió con Homero Simpson”.

Homero Simpson: Un hombre representativo de la clase media

Iván Guerrero, también quiso que se reflexionara acerca de la mezcla entre temáticas políticas, familiares e infantiles que existe en la serie.

Por ello, le consultó a Lula sobre esta peculiar mixtura de ideas. “Cuando uno ve las temporadas iniciales, son historias familiares. Se trata en varios capítulos seguidos sobre si Homero es buen padre o no. Tiene esta cosa familiar y muy centrada en Homero en su calidad de padre, trabajador, esposo y todo lo que conlleva en una familia”, aclara la guionista. Sin embargo, también piensa que los personajes tienen que evolucionar e ir generando nuevos contenidos respecto a la contingencia de la época en la que se emite el capítulo.

De hecho, de ahí el éxito de la serie, que en el 1989 marcaba 27,8 millones de espectadores y en los de hoy, 4 millones en Estados Unidos. Sin duda, también hubo un gran impacto en Chile por la serie, con varias personas que se vieron identificados por el personaje de Homero.

“Los Simpson retratan esto político que tiene que ver con el día a día. Un trabajador de clase media que trabaja en una planta. Ciudades enteras construidas en base a fábricas… Eso resuena mucho con el público gringo y la clase media en general”, añade Almeyda.

Las menciones a Chile y la predicción de Donald Trump en la presidencia

También, Lula tuvo momentos para referirse a la mención de nuestro país en la serie. Ella aclara que en algún momento provocaba un tremendo honor y patriotismo aparecer en la boca de algún personaje de los episodios. Sin embargo, existe un caso como lo es cuando Lisa Simpson menciona a Gabriela Mistral en la versión latina de un episodio. Almeyda aclara que esto no es real, porque en realidad estaba nombrando a otra persona en su versión en inglés. Esto, en comparación a cuando se escucha el nombre de Pablo Neruda, también en la boca de Lisa.

Pese a ello, la guionista aclara que Chile se menciona en la serie debido a la constante idea de incluir elementos graciosos en el programa. “Lo mencionan porque es un país raro y lejano”, sostiene, “es una cosa excéntrica, tal como pasa cuando han mencionado a la Isla de Pascua”.

Finalmente, con respecto a la capacidad predictiva que ha tenido el programa en varias ocasiones, como cuando salió Donald Trump como presidente del país norteamericano y se volvió realidad, Almeyda lo quiso explicar también. “Ese capítulo lo hicieron porque ya se venía sintiendo que los gringos se estaban volviendo locos”, explica la guionista, por lo que este capítulo fue muy singular en la serie.