El amado meme, que muestra a una niña sonriendo maliciosamente a una cámara mientras una casa se incendia detrás de ella, fue vendido como un token Non-Fungible Token (NFT) por casi medio millón de dólares.

Zoe Roth tenía cuatro años cuando su padre, fotógrafo aficionado, tomó la fotografía icónica en enero de 2005 y la inscribió en el concurso «Captura de emociones» de la revista JPG.

¿Qué son los NFT?

Los Non-Fungible Token (NFT) no solo se han ocupado para vender imágenes virales de internet, también han invadido el mundo del arte. Frente a este icónico hecho para la cultura popular y el efecto de estos tokens en el arte conversamos en la última edición de Un País Generoso con el ilustrador Alberto Montt.

El artista explicó que primero hay que entender que es un token y que seria «no fungible. «Un token sería cualquier medida que ocupes y que funcione como método de transacción«. Por otro lado «no fungible» se explica como algo que no es posible intercambiar por un similar, ya que no existe la similitud entre NFTs, según Montt.

ALBERTO MONTT
Alberto Montt

En otras palabras los NFT están destinados a ser únicos y no deben servir como medio de intercambio. «Es darle valor a todo lo digital que antes estaba de forma gratuita«, explicó el ilustrador.

De alguna forma funcionan similar a las piezas de arte, no hay dos cuadros de Monet que tengan el mismo valor, cada uno es único en su especie.

¿Cómo gana autenticidad la obra?

El siguiente paso es entender que estos tokens están alojados en una especie de servidor llamado blockchain. «Dentro se convierte una viñeta en NFT, se procesan datos para que la información de esta obra entre en el blockchain y gane oficialidad«, afirmó Montt.

Los NFT tienden a escribirse sobre el blockchain ETHUSD, 0,42% , que es conocido por su utilidad para contratos inteligentes. Los llamados contratos inteligentes permiten escribir instrucciones específicas sobre su protocolo digital y así saber cuando se tiene un NFT original.

NFT

«No hay acceso tácito a la obra. El tener posesión sobre una canción es casi el mismo nivel de abstracción«, comentó el artista chileno. Para Montt esto sigue la misma línea del arte antiguo, donde este siempre ha estado al servicio del dinero.

«Los NFT son un nuevo paso dentro de este nuevo criptomundo«, explicó Montt. Para el ilustrador esta nueva forma de venta de obras beneficia a muchos artistas que tienen solo obras digitales. «No tengo viñetas hechas a mano, todo es digital. Ahora la viñeta en sí misma tiene su valor«.

«Hoy en día pasamos todo el día frente a una pantalla. La cultura pop está en nuestras pantallas«, comentó Montt. Por esto se entendería que un meme sea vendido por grandes cantidades de dinero. «Si tuviera dinero me compraría memes«, afirmó.

Df14b47b 9360 424a 88a6 B12460e43ab0_alta Libre Aspect Ratio_default_0
El meme «Disaster Girl», vendido por $500 dolares

Algunas otras transacciones recientes de NFT que aparecen en los titulares incluyen el primer tweet del CEO de Twitter, Jack Dorsey, que se  vendió por $ 2.9 millones ; Kings of Leon lanza un álbum exclusivo de NFT por más de $ 2 millones; y un collage digital de 10 segundos que tardó 13 años en venderse por 69 millones de dólares en una subasta.

Incluso este martes, los Golden State Warriors de la NBA se convirtieron en el primer equipo deportivo profesional importante en vender sus propias fichas no fungibles.