El actor, que interpreta a Cyborg en la película Justice League, Ray Fisher ha hablado abiertamente de las supuestas demandas hechas por Geoff Johns y los ejecutivos de Warner Bros. durante las nuevas grabaciones de La Liga de la Justicia.

Según The Hollywood Reporter , los principales desacuerdos entre la interpretación de Cyborg por parte de Fisher, el director Joss Whedon y los ejecutivos de Warner Bros. Geoff Johns, Jon Berg y Toby Emmerich se centraron en tener a «un hombre negro enojado» como el centro de la Justice League

 

Problemas en el set de Justice League

Ray Fisher comentó que a Johns le resultaba problemático que Cyborg solo se muestre sonriendo una vez en la película. Fue entonces cuando Fisher supuestamente se enteró que Warner no quería que un Cyborg enojado fuera representado en la película.

Un representante de Johns dijo que después de que se decidió que La Liga de la Justicia tendría un tono más ligero, las percepciones de los personajes cambiaron. «(Había que) agregar alegría y esperanza a los seis superhéroes. Siempre hay conversaciones sobre cómo evitar cualquier estereotipo de raza, género o sexualidad«, comento el representante.

Fue entonces cuando, según los informes, la interpretación de Fisher seria menos como Frankenstein y más como Quasimodo de El jorobado de Notre-Dame. Fisher afirma que Johns y Josh Whedon lo demostraron al pedirle una postura servicial durante las tomas. «No tenía ninguna intención de interpretarlo como un individuo jovial que limpia catedrales«, comentó el actor.

Es así como Ray Fisher acusó a Warner y a Whedon de racismo durante las regrabaciones de la película. «Era como si estuvieran asumiendo cómo responderían los negros en lugar de seguir mi consejo», explicó el actor estadounidense.

 

Una larga historia

Estos nuevos antecedentes se suman a la gran cantidad de comentarios que ha hecho Ray Fisher desde junio de 2020. Fecha en la que lanzó un tweet acusando a Joss Whedon de conducta «grosera, abusiva, poco profesional y completamente inaceptable» en el set de Justice League.

El actor de 33 años ha utilizado las redes sociales y una serie de entrevistas para lanzar acusaciones graves de comportamiento racista y encubrimiento en Warner Bros.

Las acusaciones en contra del director Josh Whedon no solo han salido desde Fisher, muchos compañeros de reparto lo apoyaron en estas acciones, como Jason Momoa y Gal Gadot.

Ray Fisher Problemas
Wonder Woman

Incluso recientemente Hollywood Reporter informó que Gadot, quien interpreta a Wonder Woman, sufrió problemas con el director durante el rodaje.  Whedon habría amenazado la carrera de la actriz después de empujarla a grabar líneas que no le gustaban.

 

Una investigación deficiente

WarnerMedia ha dicho anteriormente que se tomaron «medidas correctivas» como resultado de su investigación, pero no ha dado más detalles. Esto por razones legales y de privacidad, «nuestra política es no divulgar públicamente los hallazgos o los resultados de una investigación», comentaron los altos ejecutivos de la productora.

De igual manera Katherine Forrest, la jueza federal que condujo la investigación de Warner, comentó durante una rueda de prensa que no se encontraron evidencias tajantes de las acusaciones realizadas por Fisher.

La polémica recientemente ha vuelto a estar en la palestra para medios y fanáticos debido al lanzamiento del Snyder Cut de Justice League. En esta nueva versión el personaje de Cyborg gana protagonismo dentro de la cinta haciendo de el un personaje primordial para la trama.

Ray Fisher Problemas 1

Esta situación ha generado que las acusaciones de Ray Fisher hagan más sentido debido a el tratamiento del personaje por parte de Zack Snyder, en contraste con el dado por Josh Whedon, donde Cyborg se perdía tras otros personajes.