Desde los novente, Paul Rudd viene conquistando en la industria con sus papeles en cine y la televisión. Sin embargo, pese a que han pasado décadas desde su debut como actor, esto no parece ser así en su físico. Y es que el actor constantemente recuerda lo bien que se mantiene pese al paso de los años.

Así, el actor de Ant-Man ha sido acusado de poseer la ‘eterna juventud’ y hasta bromas de que es un vampiro. Este se lo toma con total humor, asegurando que su joven apariencia tiene una razón de ser y no es un gran secreto que revelar.

La juventud de Paul Rudd

Paul Rudd alcanzó su fama en la década de los noventa, cuando participó en exitosas películas como Clueless y series como Friends. Desde entonces, continuó su camino en Hollywood, uniéndose al Universo Cinemático de Marvel en Ant-Man.  

Paul Rudd
Paul Rudd en Clueless

Sin embargo, a lo largo de los años los fanáticos han notado algo bastante inusual. Y es que pese a sus 52 años, el actor parece no envejecer, algo a lo que él cree tener la respuesta. «Tengo 80 años en el interior. Aquí dentro, hay pura oscuridad», bromeó Paul Rudd sobre los comentarios de su apariencia. «Y un poco de humectante», añadió además.

Paul Rudd
Paul Rudd en la actualidad

Así, comenzó una tendencia para saber en qué momento el actor es más joven, comparando múltiples fotografías. Además, la misma ciencia ha buscado formas de explicar por qué algunos humanos envejecen más que otros, estudiando el caso del interprete. 

Según el estudio que publicó PBS, la ‘juventud’ de Paul Rudd puede explicarse por tres razones. Este pudo cuidar su piel desde muy temprano, evitando el sol y utilizando cremas. Otra teoría sugiere el poco uso del teléfono como razón, pues la luz de este genera un desorden en la pigmentación. Finalmente, se sugiere el constante uso del protector solar.