El tenista nacional Nicolás Jarry (370° de la ATP) se instaló este viernes en las semifinales del Challenger 50 de Salinas 2, en Ecuador, certamen que se disputa sobre pista dura. Marcando el repunte en la carrera del chileno luego de sus problemas de doping, los cuales le generaron un veto de once meses.

La cuarta raqueta nacional ratificó el gran nivel mostrado en el certamen ecuatoriano, superando sin mayores problemas al colombiano Nicolás Mejía (342º), por parciales de 6-1 y 6-2.

Dos quiebres de servicio en cada juego bastaron para que el tenista nacional nacional lograra cargar la balanza del marcador en su favor. A su buen juego y precisión se le suma la efectividad que mostró con su saque: marcó siete aces. El Príncipe ya se quedó con el título del primero de los torneos que se disputa en la misma localidad costera, precisamente derrotando a Mejía en la final.

De esta forma, el nieto de Jaime Fillol sigue consolidando lo hecho hasta el lunes pasado en Ecuador, en donde conquistó el Challenger 80 de Salinas, lo que le permitió ganar un nuevo título y meterse entre los mejores 400 tenistas del planeta.

Por el paso a su segunda final consecutiva, Jarry deberá enfrentar mañana sábado al argentino Agustín Velotti (347°). Por lo pronto, ya puede celebrar su retorno al grupo de los mejores 350 del orbe, pues en el live ranking aparece en el casillero 341º.