Este domingo se jugó la final de la Supercopa del fútbol chileno, en la que Universidad Católica derrotó a Colo Colo por 4 a 2 en el Estadio Nacional. En un primer momento, los albos partieron ganando, sin embargo, los cruzados pudieron dar vuelta el resultado cuando llegaban a a los 89 minutos. Esto, gracias a un doblete de Gonzalo Tapia y dianas de Fernando Zampedri y Marcelino Núñez.

La emoción de Gustavo  Poyet

Este partido de la supercopa fue el debut del técnico Gustavo Poyet, quien ya suma su tercer triunfo al mando de los cruzados. Ante el triunfo, el estratega de origen uruguayo dijo que “siempre es bueno ganar una copa, hace que los jugadores se hagan más amigos. Es muy importante para los nuevos celebrar como equipo. Me quedo con el carácter y las ganas que tienen de seguir siendo campeones”.

Ante su primera experiencia como DT en Sudamérica, declaró que: “cuando nos marcaron el segundo gol, tomé decisiones y por suerte nos resultó. Resalto la actitud de los jugadores, contagiaron a todo el equipo. Nuestros mejores minutos fueron los últimos del partido, con mucho carácter y pasión”.

“Me llevo la imagen de un equipo que no se dio por vencido, me representaron en la cancha y estoy muy agradecido con todos”, agregó sobre la actitud del plantel ante la supercopa.

Para finalizar sus comentarios sobre la supercopa, Poyet descartó tener en mente otros refuerzos más para la campaña de este año. “No necesitamos más refuerzos, tenemos que seguir creciendo, tomando decisiones, pero la primera cosita del año es para nosotros y me da mucho gusto quedar en la historia del club”, sentenció.

Los memes que dejó la Supercopa

Tras el resultado, cientos de usuarios en redes sociales estuvieron atentos los 90 minutos que duró el encuentro, poniendo toda su creatividad para crear divertidos memes. Algunos apuntaron principalmente a Maximiliano Falcón, a quien se le expulsó de la final del cotejo. Esto, ya que el zaguero comenzó a golpear al futbolista Valber Huerta tras el repunte de los cruzados. Por esto, arriesga perderse próximos encuentros, dejando corto de centrales al dirigente de Colo Colo, Gustavo Quinteros.