La vacunación contra el coronavirus ya ha comenzado en varios países del mundo, con múltiples laboratorios trabajando en paralelo para desarrollarlas y mantener una producción constante. Pese a que cada país ha llamado a respetar los calendarios de vacunación, aun existen personas e incluso autoridades que se han aprovechado de la situación para inocularse antes de tiempo.

Según informó un asesor de Trump a AFP, el expresidente de Estados Unidos Donald Trump junto a su esposa Melania Trump se habrían vacunado en enero, a sólo días de dejar su mandato.

La persona que habría aportado la información, no especificó si ambos recibieron la primera y la segunda inyección de la vacuna en enero o si la segunda fue en otro momento. Tampoco dijo cuál de las vacunas que se aprobaron —la Moderna o la de Pifizer— les habían sido inoculadas.

La noticia ha tomado relevancia, sobre todo porque un funcionario de la Casa Blanca informó a CNN anteriormente Trump no se vacunaría hasta que el equipo médico de la sede presidencial le recomendase hacerlo.

También dijo que Trump estaba recibiendo los beneficios de los anticuerpos monoclonales que le dieron durante su recuperación de COVID-19 a principios de otoño, cuando él y la primera dama dieron positivo por el virus. Desde esas declaraciones, no se supo más sobre si ambos se habían vacunado o no.

El escepticismo de Trump por el virus

La noticia se revela a solo un día de que el exmandatario diera un discurso en la Conferencia de Acción Política Conservadora, luego de mantener un perfil bajo cuando lo bloquearon de Twitter y otras redes sociales. En el evento, le dijo a su audiencia: “Qué indolora es esa vacuna, para que todos vayan a buscar su dosis”.

Muchos de sus seguidores se mantenían dudosos sobre las vacunas, por lo que el comentario fue un alivio para los que siguen fomentando la importancia de ponerse la inyección.

También, al exmandatario se le criticaba por su comportamiento escéptico sobre la pandemia, descartando la gravedad del virus, evitando el distanciamiento social y el uso de mascarillas.

joe biden

En diciembre, y a diferencia del sigilo de su antecesor, el presidente Joe Biden junto a la vicepresidenta Kamala Harris se les vacunaron por televisión en vivo.

Cuando Biden asumió la presidencia, informes de CNN decían que él junto a sus asesores no heredaron ningún plan de distribución de vacunas de la administración de Trump, semanas después de que se aprobara el uso de varias de ellas en el país norteamericano. Algo que contradice lo dicho por Trump en su discurso de la CPAC, llevándose el crédito sobre el ritmo de las vacunaciones: “Nunca dejen que olviden que estos fuimos nosotros. Nosotros hicimos esto”.