Uno de los panoramas que se viene próximamente es la Copa Mundial de la FIFA. Este evento, que tendrá sede en Qatar, pretende ser uno de los primeros que podrá realizarse luego de la pandemia que nos ha azotado el año pasado y este 2021.

Por lo mismo, es que este país se está preparando desde ya para poder ser el mejor anfitrión que pueda tener este mundial deportivo. Sin embargo, no se ha librado de controversias y malas prácticas.

El famoso diario The Guardian publicó un reporte que indica que desde que comenzaron las construcciones para convertirse en la sede oficial de esta copa, ha muerto una cantidad importante de inmigrantes en la zona.

Serían más de 6.500 los inmigrantes que han fallecido desde que Qatar fue elegida para llevar a cabo este evento en diciembre de 2010. Es más, según las estadísticas, son 12 trabajadores por semana los que mueren haciendo construcciones de estadios y arquitecturas afines al mundial.

Una triste realidad en Qatar

Parte de los obreros son inmigrantes que vienen principalmente de India, Pakistán, Nepal, Bangladesh y Sri Lanka. Fuentes gubernamentales de cada país han informado que hay un total de 5.927  muertes registradas entre los años 2011 y 2020.

qatar 2022

Sin embargo, esto no revelaría la realidad al 100%, ya que hay muchos fallecimientos que no han sido declarados. Por ejemplo, aquellos trabajadores que han ido a otros lugares a construir –y que han muerto– no han sido contemplados en estas cifras.

No cabe duda  que la explotación laboral y la exposición a maniobras peligrosas que pongan en riesgo la vida de los trabajadores no debería ocurrir jamás. Aún cuando son proyectos grandes como el mundial de Qatar.

Por lo mismo, es que cuando se les preguntó sobre estas muertes al Comité Organizador estos comentaron que exigirán más control y transparencia con la cifra de muertes en Qatar:

 “Lamentamos profundamente todas estas tragedias e investigamos cada incidente para asegurar que se aprendan las lecciones. Siempre hemos mantenido la transparencia sobre este tema y disputamos afirmaciones inexactas sobre la cantidad de trabajadores que han muerto en nuestros proyectos”.

Se espera que luego del reporte realizado por The Guardian comience a existir mayor control y prevención al respecto.