Fuertes tensiones se presentan entre el Gobierno y la ex mandataria del país, Michelle Bachelet. Esto, luego de que la actual Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunciara “graves violaciones a los Derechos Humanos”. 

¿Qué respondió el Gobierno a Michelle Bachelet?

Las acusaciones que Michelle Bachelet presentó se sitúan en el contexto del estallido social del 2019. Así como también la gestión que tuvo el Gobierno durante esa fecha y los meses posteriores. La ex mandataria recibió la consulta por parte de la fiscal regional de Valparaíso, Claudia Perivancich, en medio de una investigación al respecto.

Y es que se presentan al menos 20 querellas en contra de las instituciones gubernamentales por su actuar durante las manifestaciones sociales. En los casos, se acusan crímenes de lesa humanidad y se identifican múltiples autoridades como las responsables.

Habían razones fundadas para sostener que, a partir del 18 de octubre (de 2019) se había producido un elevado número de violaciones graves a los Derechos Humanos, incluyendo el uso excesivo o innecesario de la fuerza”, señaló Bachelet en conclusión de su informe.

Sin embargo, el Gobierno reaccionó rápidamente a los dichos de Michelle Bachelet, criticando su postura y declaraciones. El ministro vocero de Gobierno, Jaime Belolio, criticó que fuera la ex mandataria la que entregara este tipo de declaraciones.

Así, señaló que, en un país democrático, son los tribunales de justicia quienes tomar la determinación de existencia de violaciones a los Derechos Humanos, “no los ex-presidentes”. Además, sobre los casos señaló que “esto está en mano de los fiscales y de los tribunales y todos aquellos ámbitos que tengan que ver con Derechos Humanos para este Gobierno son fundamentales”.

Desde los sucesos del 18 de octubre, el papel del Gobierno y las fuerzas policiales ha sido analizado. Esto, no solo por Michele Bachelet, sino que por instituciones de los Derechos Humanos. Y es que entre octubre del 2019 y marzo del 2020, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) registró sobre 2.500 denuncias y 3.000 víctimas por abusos de lesa humanidad.