Un descubrimiento realizado por expertos de la NASA dio a conocer que existe un planeta que tendría la misma edad que el origen del universo. Se trata de TOI-561 b y pertenecería al sistema planetario TOI-561

Esta supertierra fue observada mediante el telescopio Keck en Hawaii y estaría a 280 años luz de distancia. El gran descubrimiento fue publicado en la revista The Astronomical Journal y contó con la participación de al menos 62 científicos.

Lauren Weiss, autora principal del estudio, afirma que este descubrimiento es muy relevante para la astronomía:

“La existencia de TOI-561b demuestra que los planetas rocosos se han estado formando casi desde el comienzo del Universo, hace 14 mil millones de años”. Además, comentó que: “Es uno de los mundos rocosos más antiguos hasta ahora descubierto”.

Características de este planeta

La temperatura de este planeta sería de aproximadamente 1700 ºC, por lo que sería inhabitable para los seres que viven en la tierra. Además, la órbita de este planeta con su estrella sería de una distancia muy corta, lo que produciría aún más calor.

Su tamaño sería 50% más grande que La Tierra, ya que este tendría solo ⅓ de su masa. Sin embargo, la densidad que tendría sería igual a la de nuestro planeta.

Por último, en el comunicado de la investigación se da a conocer que el planeta está lleno de magma y orbita alrededor de una de las estrellas más antiguas de la galaxia. Este descubrimiento podría ser una gran prueba de que existieron civilizaciones previas a la humana, ya que su larga existencia habría podido ser lugar de origen de civilizaciones alienígenas o algún tipo de vida hace mucho tiempo atrás.