Era el año 1970 y un joven y desconocido Phil Collins se encontraba como percusionista de lo que sería el primer disco solista del gran George Harrison.

El reconocido integrante de The Beatles estaba realizando su primera producción musical sin la compañía del conjunto.All Things Must Pass” era el álbum que lanzaría siete meses antes de la separación del gran conjunto británico en 1970.

Nadie tampoco se imaginaba que Phil Collins, quien se volvería un reconocido cantante tiempo después y quien sería el líder de la banda Génesis, habría sido parte de esta gran producción musical. 

Todo comenzó con una llamada del mánager de la banda Flaming Youth. Acá Collins tuvo su participación como el baterista principal. Sin embargo, este conjunto nunca tuvo éxito ni fue reconocido.

El momento en que todo parecía ser color rosa fue cuando recibió la noticia que podría abrirle el paso a colaborar con Harrison. Phil Collins comentó en una entrevista que este personaje había recibido una llamada del chofer de Ringo Starr. “Le dijo que necesitaban un percusionista para una grabación, y me sugirió», afirmó.

george harrison

Sin embargo, nada resultó como esperaba Collins. Al momento de grabar, todo sonaba mal, el micrófono se apagó y según comenta el artista:

“Justo después de eso, todos en el estudio desaparecieron. Alguien dijo que estaban viendo televisión o algo así y me dijeron que me podía ir”

Esta era una gran oportunidad para Collins, ya que en esta producción participaron muchos músicos destacados como Ringo Starr, Gary Wright, Billy Preston, Klaus Voormann, John Barham y Pete Drake. Además, no había nada mejor para un músico para tocar con un Beatle, y para tocar en un estudio como lo era Abbey Road.

Cuando el disco salió a la venta, Collins pensó que su nombre estaría en los agradecimientos y colaboraciones. Sin embargo, esto no sucedió. El artista aseguró:«Miro las notas de la portada y no estoy allí. Y me quedé pensando: ‘¡debe haber algún error!’ pero me dí cuenta que era una versión diferente de la canción, y yo no estaba en esa».

Luego de este gran, Phil Collins supo, gracias a una cinta grabada, que al final de esta se escucha a Harrison diciendo «Oye, Phil (por el productor del álbum Phil Spector), ¿podemos probar con otro sin la conga?». Así que ahora sé que no fueron a ver la televisión, fueron a alguna parte y dijeron: ‘Deshazte de él’, porque estaba estaba tocando muy mal».

Desde ese momento que Collins piensa que Harrison fue según sus palabras: un «Maldito bastardo». Pero, pese a que la situación haya sido un desastre, claramente debe haber sido un honor podido colaborar con él, un verdadero Beatle.