Todo el mundo tiene los ojos puestos en las elecciones presidenciales estadounidenses. Y es que, aunque las votaciones comenzaron el martes 3 de octubre, no se espera un resultado concreto hasta el final de la semana. Esto, se debe en gran parte al complejo sistema electoral estadounidense, que difiere al chileno, donde el candidato con más votos es el elegido. Pero, ¿Cómo funciona este sistema?

Te podría interesar: Trump v/s Biden: ¿Por quién votan los músicos en estas elecciones?

Sistema electoral estadounidense

En las elecciones presidenciales de sistema de sufragio universal indirecto2016, la candidata demócrata se impuso en el voto popular al republicano Donald Trump. Hillary Clinton obtuvo 2,8 millones de votos más que Trump en las elecciones, sin embargo esto no fue suficiente para obtener la presidencia.

Y es que el sistema electoral estadounidense resulta extraño para los chilenos que están acostumbrados a una votación más directa. En Chile, aquel candidato con el mayor porcentaje de votaciones totales, es el vencedor. Sin embargo, esto no siempre ocurre en las elecciones de Estados Unidos.

Para entender cómo funciona, hay que tener en claro que Estados Unidos cada estado es autónomo en su régimen interno. Es decir, a pesar de ser un país presidencialista, cada estado tiene un representante independiente del gobierno que le otorga mayor autonomía e independencia a los estados que componen al país.

Por esto, las votaciones se dividen por estado, donde no todos los votos equivalen a lo mismo. El estadounidense es un sistema que se conoce como sistema de sufragio universal indirecto, donde no se vota por un candidato, sino que por un representante del colegio electoral.

¿Qué se necesita?

Cada estado tiene un número de colegio electoral determino, dependiendo (aunque no siempre) de la cantidad de habitantes en dicho estado. En total, existen 538 electores, y para ganar, el candidato necesita al menos 270 delegados para ser triunfador. El candidato que obtenga la mayor cantidad de votos en un estado, se le otorgan todos los votos del colegio electoral de ese estado.

Por ejemplo, si hipotéticamente lo lleváramos a Chile, si un candidato tiene la mayoría de votos en Santiago, todos delegados de Santiago pasarían al candidato con la mayoría. Además, al ser una ciudad con mayor habitantes, Santiago otorgaría más votos totales que otras regiones, aunque en las otras regiones hayan más votos populares por otro candidato.  

Así, no basta con obtener la mayoría de votos en todo el país, sino que se deben asegurar la victoria en aquellos estados que otorguen la mayor cantidad de votos electorales. Algunos de los estados fundamentales para asegurar la victoria, son Florida (29 votos), California (55), Illinois (20), Michigan (16), Texas (38), Nueva York (29) y Pensilvania (20). 

Actualmente, Joe Biden tiene 238 votos electorales, mientras que Donald Trump tiene 213 votos electorales.