La actriz Kate Winslet habló sobre su experiencia en las filmaciones de Avatar 2. Para la tan esperada secuela del filme de ciencia ficción, Winslet realizó escenas bajo el agua, incluyendo uno de más de 7 minutos. 

Te podría interesar: Avatar 2 ya está lista: Todo lo que tienes que saber de la película

Sin duda una de las películas más esperadas, es la segunda parte de Avatar. La cinta original se estrenó en 2009 y desde entonces se ha intentado completar la serie de continuaciones. Finalmente, la película tiene su fecha de estreno programada para el próximo 22 de diciembre, dando inicio a una seguidilla de secuelas.

Dentro de las nuevas inclusiones de Avatar, Kate Winslet es uno de los nombres fuertes. Poco se sabe aún de su papel, pero a The Hollywood Reporter, la actriz señaló que interpretará a una «persona marina». Para esto, Winslet debió aprender buceo libre para grabar las escenas bajo agua. «Tuve que aprender buceo libre para interpretar el rol en Avatar, eso fue increible.», señaló Kate. Sin embargo, se censuró a si misma para no compartir más detalles de la película.

El productor de la cinta, Jon Landau, compartió una imagen del momento luego de leer la entrevista. La fotografía muestra a la actriz utilizando un traje especial de captura de movimiento y unas pesas en su cintura. Además, alrededor de ella, se ven asistentes de grabación que se encargan de la seguridad y efectividad de la escena.

El buceo libre, o apnea, es un deporte acuático extremo que se practica como subdisciplina del buceo tradicional. Para esto, los participantes se sumerjen solo con el aire de sus pulmones, sin apoyo de un tanque de oxígeno. Es considerado un estado de relajación corporal y mental que permite prolongar el tiempo en que la persona se mantiene bajo la superficie del agua.

Kate Winslet no es la única que grabó estas extremas escenas en lo nuevo de Avatar. La actriz Sigourney Weaver comentó sobre su entrenamiento militar para realizar este tipo de filmaciones. Weaver se preparó con «buceadores militares de elite, para que ella pudiera aguantar su respiración, después de un gran trago de oxígeno suplementarios, por más de seis minutos.»