Jason Momoa dio su apoyo público a su compañero de La Liga de la Justicia, Ray Fisher. Este interpretó a Cyborg y denunció abusos cuando Zack Snyder fue retirado del proyecto y se contrató a Joss Whedon como director.

Te puede interesar: Nick Mason revela cómo era la relación real entre David Gilmour y Roger Waters

Momoa dijo que el rodaje en si fue muy duro y poco profesional, además acusó al director y a los productores ejecutivos Geoff Johns y Jon Berg. Incluso él fue el primer y único miembro del reparto en apoyar a su compañero, compartiendo el hashtag #IStandWithRayFisher. Asegurando que lo dicho por Fisher es totalmente cierto.

Incluso fue un paso más allá y contó una experiencia en primera persona sobre el asunto en su Instagram, «Esta mierda tiene que parar y debería centrarse en ayudar a Ray Fisher y a todos los que experimentaron abusos en el rodaje bajo el amparo de Warner Bros.”

Jason Momoa además aprovechó la oportunidad para desmentir los rumores de que él sería la voz del muñeco de nieve Frosty en una nueva película de Warner Bros. Debido a que el fichaje se anunció una hora después de que Fisher hiciera las acusaciones consta el director es que Momoa asegura que se utilizó como cortina de humo para cambiar la conversación. s.

«Pasaron cosas graves. Debe ser investigado y las personas involucradas deben rendir cuentas» dijo Momoa en la publicación.

Te puede interesar: Anuncian el lanzamiento de «Hogwarts Legacy», videojuego inspirado en Harry Potter