Cada semana que pasa, la autora de la popular saga de libros de Harry Potter, J.K. Rowling, aparece con una nueva polémica en las redes sociales.

Ya la semana pasada, Joanne Rowling fue lapidada tras conocerse la temática de su nuevo libro «Troubled Blood»: un hombre que se viste de mujer para cometer asesinatos. Su nueva obra vuelve a esconder su nombre y utiliza el ya conocido seudónimo «Robert Galbraith».

Rowling

Ahora, J.K. Rowling está en el ojo del huracán por subir una imagen a Twitter. Se trata de una polera que contiene el lema “Esta bruja no arde” y, junto a ello, le acompaña un link hacia un sitio web donde se venden pins y calcomanías transfóbicas, con lemas como ‘las mujeres trans son hombres’.

«Si eres (o conoces) una bruja que quiere una de estas, no compres a los oportunistas cínicos. Compre la mía en Wild Women» y junto a ello, J.K. Rowling agregó el hashtag: ApoyaALasMuejresDeNegocios.

Los usuarios  de la red social revisaron el sitio web y descubrieron toda una sección a la que consideraron transfóbica. Ante esto, comenzaron a compartir imágenes con  insignias  ‘Jodan a los pronombres’.

Cabe mencionar que no es la primera vez o segunda instancia que la famosa escritora se encuentra en la palestra debido a las polémicas relacionadas con este tema.