Uno de los pilares a seguir en cuanto a comportamiento de consumo actual y futuro es la sustentabilidad. En la moda, la sustentabilidad implica acabar con el círculo del fast fashion, vistiendo con lo necesario y alargando por el tiempo que más podamos el ciclo de nuestra ropa.

Te puede interesar: ¿Riámonos más? Personas que ríen a diario están mejor preparadas para sobrellevar el estrés

La mentalidad se ha convertido en una tendencia, pues ya existen varias plataformas virtuales (FeriaFerió, RenuevaTuCloset) que ayudan a consumidores a revender sus prendas, permitiendo que otra persona pueda darle un nuevo uso y adquirirla a un menor precio. Por lo mismo, cada vez que aparece un nuevo espacio para ayudar con el flujo circular de la ropa, vale la pena revisarlo. 

Market People (www.emarketpeople.com) es una plataforma chilena que permite adquirir prendas lujo en ropa y accesorios, de segunda mano.

market people

“Después de dos años viviendo en Miami, Estados Unidos nos dimos cuenta que el mercado de segunda mano y sitios de descuento eran una gran oportunidad para implementar en nuestro país al minuto de volver. Durante esos años nos dedicamos a visitar lugares de reventa, mercados vintage, bazares, flea markets y profundizamos nuestros conocimientos en cuanto a los sitios web que se llevan gran parte del mercado en este ámbito”, sostienen las creadoras de Market People, María Ignacia Cartoni y Stephanie Truan, en entrevista con el portal VisteLaCalle. 

“Con Market People queremos impulsar a la gente a renovar sus cosas sin gastar demás y ponerle un freno al gasto desmedido e impacto medio ambiental que tiene el fast fashion», agregaron.

En el espacio virtual se puede encontrar un menú con diversas categorías, que van desde marcas (Chanel, Yves Saint Laurent, Louis Vuitton, Michael Kors, Bimba y Lola, además de Karyn Coo) y categorías según el tipo de prenda (chalecos, blusas, pantalones, calzado, fiestas, accesorios). También se puede buscar por talla y color. 

En Market People un usuario puede comprar y vender sus propios productos, consignando que tienen que ser piezas de lujo o artículos clásicos.

Otra de las aristas interesantes de la plataforma es que sus creadores pretenden invitar a marcas reconocidas a vender su exceso de inventario con descuentos a todo Chile.