“Necesito un tiempo”. ¿Te han dicho o has dicho tú esa frase a una pareja? La línea puede ser una de las maneras más comunes para tratar de poner «pausa» a una relación, pero ¿sabes realmente qué se esconde detrás de la frase? 

En entrevista con ABC, la psicóloga y experta en relaciones de parejas, Lidia Alvarado, explicó que hay detrás de «Necesito un tiempo». 

Te puede interesar: Ventilador mecánico hecho en Chile comenzará a fabricarse en pocas semanas

“Detrás de esas palabras se esconde un ‘quiero dejar la relación’, pero muchas personas tienen ciertas inseguridades y miedo a romper de un día para otro”, explica

Aunque en una primera lectura la frase se puede comprender como «probar» si el distanciamiento sirve para ver si realmente se extrañan a la pareja. En realidad, esas personas, “piden ese tiempo para ellos mismos, cerrar esa relación y aprender a despegarse de la pareja”, precisa la psicóloga.

“Se trata de dar la sensación de confusión en sentimientos, pero detrás de eso, lo que hay es una decisión ya tomada cuya persona no se atreve a comunicar por miedo o inseguridad y así ir distanciándose de esa persona poco a poco”, detalla la especialista.

¿Sirve «tomarse el un tiempo»?

De acuerdo a Alvarado, ese “tiempo” no sirve para “aclararse”, ni para querer más a la otra persona. “Si esos sentimientos están en duda es porque han cambiado o no existen”, explica.

El verdadero objetivo de distanciarse, es que las personas se vayan alejando y la comunicación se vaya perdiendo, pero sin una ruptura tan drástica.

¿Qué pasa si vuelven después del «Necesito un tiempo»?

De acuerdo a la especialista, el retomar una relación después de haberse dado esta pausa no significa necesariamente que el amor se recupera. Lo más probable es que las parejas que vuelven «lo hacen más por la necesidad de no estar solos que por el amor del uno hacia el otro».

¿Qué hacer si eres quien recibe la frase?

Sin duda, la persona que recibe las palabras «Necesitamos un tiempo» es la persona que peor lo pasa, ya que se enfrenta a la incertidumbre de la relación.

Si estás en ese lado de la relación, Alvarado aconseja rehacer tu vida: “conocer a otras personas y no esperar a personas que se piensan si quieren estar con nosotros”.