Una historia con grandes reconocimientos en el aspecto laboral y sacrificada lucha en cuanto a salud, es lo que ha vivida a sus 29 años la actriz Sarah Hyland, mujer detrás de Haley Dunphy en “Modern Family”.

Hyland nació con displasia renal, una alteración del riñón que viene desde el desarrollo del feto y que impide el funcionamiento normal del órgano que limpia la sangre de nuestro organismo. El caso de la actriz no es para nada común y ha sido bastante grave desde que era bien pequeña. Esto, porque ha tenido que someterse a doble trasplante de riñón: Primero de su papá, y después de su hermano. 

Te puede interesar: ¡Sophie Turner da a luz! La estrella de Game of Thrones es mamá de una niña

Sarah-Hyland-1

El primer trasplante lo hizo en 2012, después de que sus riñones comenzaran a fallar y tuviera que comenzar a hacerse diálisis. La opción de recibir un buen riñón era obligatoria para mantenerla con vida y es ahí cuando recibe un riñó de parte de su papá. La operación fue exitosa. No obstante, cinco años después los problemas renales volvieron a aparecer: su cuerpo estaba rechazando el riñón nuevo. 

“Cuando un miembro de tu familia te da una segunda chance de vivir y fallas, casi que parece que es tu culpa. No lo es, pero se siente así. Hicimos muchos tratamientos para salvar el riñón pero me dijeron que el riñón trasplantado era como una casa que se había incendiado: no la podían salvar. Empecé a hacer diálisis y tenía que estar conectada a una máquina tres veces a la semana, cuatro horas por sesión. Soy tan adicta al trabajo que dije: ‘Bueno, hago sesiones martes, jueves y sábado, así que solo tengo que hacer diálisis en dos días laborales’. Pero luego me tuvieron que hacer una nefrectomía, que es cuando te sacan el riñón”, dijo la actriz en diálogo con el medio SELF.

Sarah-Hyland-1

Un nuevo trasplante era necesario. El donante fue su hermano menor, el también actor Ian Hyland: “Cuando un segundo miembro de tu familia, alguien a quien se supone que tienes que cuidar por ser tu hermano menor, te quiere dar una tercera posibilidad de vivir… Es aterrador. Sentí un montón de presión. Fueron unos días bastante locos: tuve mi primera cita con mi actual novio, al día siguiente fueron los Emmy, al día siguiente fui a hacer diálisis y después tenía que estar en el hospital para mi trasplante”, fueron las palabras que Sarah uso para describir el momento.

Pero además de los trasplantes, Sarah Hyland ha tenido otros problemas de salud. Cuando pequeña tuvo endometriosis -crecimiento de células del útero por fuera de ese- y una hernia agravada por un accidente automovilístico, que necesitó 16 intervenciones.

A pesar de todo, la fuerza mental de la actriz de «Modern Family» la ha ayudado a superar sus luchas y a compartir con otras personas sus cicatrices. De hecho, con orgullo ella sube las marcas que han dejado las cirugías en su cuero. Lejos de sentirse avergonzada, en sus redes sociales ella lo comparte con mensaje de resiliencia, bajo el hashtag #ShowYourScars (muestra tus cicatrices).

“Nunca sentí vergüenza de mostrar mis cicatrices. Para alguien tan delgada, tener un estómago que parece el mapa de las carreteras de Nueva Jersey muestra quién soy y el carácter que tengo. Estoy curada, estoy bien, y estoy muy agradecida con toda mi familia. Creo que el amor es lo más importante en el mundo. El amor y la salud, claro. Pero el amor te ayuda a superar todo, y eso es lo que me mantiene viva”.

Finalmente, otro de los momentos emocionales más difíciles que ha tenido que sobrellevar la actriz fue la violencia doméstica que vivió junto a su expareja, Matt Prokop, a quien conoció en un casting para High School Musical 3.

La pareja comenzó a vivir junta, tenían un perro y sin que nadie lo viera venir en 2012 terminaron su relación. ¿La razón? Sarah tuvo que pedir medidas especiales para que Prokop no se le acercara. De acuerdo al portal TMZ, la escala de violencia doméstica llegó a tal punto, de que su pareja la agarró por el cuello: “Me apretó con las dos manos y me empecé a ahogar, no podía respirar ni hablar. Tuve mucho miedo por mi vida”, confesó la actriz. 

De acuerdo a una entrevista que posteriormente concedió al sitio Refinery29: “Mucha gente piensa que una vez que escapas a una situación de abuso, ya está, termina ahí. Pero no es así. El trauma emocional y las cicatrices en tu alma no se van, y tienen consecuencias a lo largo de tu vida si no pides ayuda (…) Me encontré a mí misma preguntándome: ‘¿Por qué exploté de la nada?’ Y me di cuenta de que este tema está tan atado a otras cosas que es una batalla interminable, y exponerlo es una demostración de amor propio”, expresó.

Actualmente, Sarah Hyland se encuentra felizmente comprometida con el actor británico Dominic Sherwood, tras una relación de dos años.

Dominic Sherwood2