Este miércoles 29 de julio comenzó la ceremonia anual más importantes para los creyentes del Islam. Año a año, entorno a esta fecha, los musulmanes comienzan el hajj, que es la peregrinación a La Meca, la ciudad natal de Mahoma y por lo tanto, la más importante de todas las ciudades santas del Islam.

Este 2020, con el contexto de la pandemia por el Covid-19, sólo los fieles que viven en Arabia Saudita participarán de la peregrinación a la ciudad santa. Esto, debido a que Arabia Saudita es el país del Golfo Arábigo más afectado por la pandemia, con más de 273.000 casos y 2.816 fallecidos.

Te puede interesar: Chile está entre los peores países OCDE para criar una familia, según ranking

peregrinacion mecca 2020
Así se veía una peregrinación a La Mecca en años previos al Covid-19

Dentro de las medidas decretadas por las autoridades Saudí, solo unos pocos privilegiados fueron elegidos para participar del acto que dura hasta este domingo. En total, el 60% son de origen extranjero (preferiblemente si son trabajadores de la salud) con edades entre los 20 y los 60 años, y el resto son Saudíes.

A su vez, los elegidos tuvieron que pasar por un examen de temperatura antes de internarse en su habitación, donde permanecieron en cuarentena por una semana hasta que empezaron las ceremonias. En estas ceremonias, cada participante lleva un brazalete electrónico que permite conocer su ubicación y al terminarse todo el hajj, deberán volver a sus casas a realizar otra cuarentena de una semana.

Físicamente todos los elegidos se reúnen en la Kaaba, una construcción con forma de prisma rectangular que está dentro de la mezquita Masyid al-Haram, la mezquita más importante del islam, y allí deben ubicarse en lugares señalados para poder realizar sus oraciones, respetando las distancias. Además de eso, los creyentes también están divididos en grupos de 20, cada uno bajo la supervisión de una persona.

Finalmente, de acuerdo a lo que informa el medio español La Vanguardia, todo lo que los peregrinos llevan ha sido provisto por la organización. Desde túnicas blancas, hasta las máscaras, alfombras del rezo y la comida que se les provee en sus habitaciones. 

Todo aquel que sea descubierto intentando participar sin autorización deberá pagar 2.600 dólares de multa y 15 días de prisión.

¡Mira el video que compara la actual peregrinación a La Mecca con ediciones anteriores!