Una nueva investigación advierte que los koalas podrían extinguirse antes de 2050, en el sur de Australia, dada la crítica situación de la especie: antes de los incendios forestales en Australia ya peligraba su reproducción por la pérdida de su hábitat, pero ahora la gravedad aumenta por distintos factores ambientales.

La organización dedicada al cuidado de la naturaleza y los animales World Wildlife Fund ( WWF , también conocida como Fondo Mundial para la Naturaleza en español), entregó preocupantes cifras respecto a la sobrevivencia de koalas.

De acuerdo a WWF, la población de koalas en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, en Australia, se vio fuertemente afectado por una combinación de desastres climáticos, que van desde la sequía y la deforestación, hasta los conocidos incendios forestales de 2019-2020 (que afectaron el 24% de los hábitats de los koalas en esta zona).

Te puede interesar: Koala rescatado de incendios en Australia es sacrificado por quemaduras

Lo anterior afecta a los koalas en su alimento y espacio de refugio que son los árboles. “Sin árboles no hay koalas», advirtieron desde la ONG.

Para que tengas una idea, este animal duerme alrededor de 18 horas diarias, estando la mayor cantidad de su tiempo sobre un árbol, donde encuentra su alimento y humedad para hidratarse en las hojas, preferentemente de eucaliptos. Bajan de su hogar solo para consumir agua o buscar un nuevo árbol para resguardarse de los cambios de temperatura.

«A cada paso que damos se nos entrega evidencia que demuestra que nuestras leyes actuales son inadecuadas y que favorecen la limpieza del hábitat central del koala «, dijo la presidenta del Fondo Mundial de la Naturaleza, Cate Faehrmann, quien advirtió que es probable que en 30 años más no habiten koalas en Nueva Gales del Sur, en Australia.

No obstante esa advertencia, existen otros estados del país australiano que también enfrentan dificultades para conservar la especie: Queensland, Australia del Sur, Victoria y la capital australiana, ya que el número total sigue disminuyendo.