Lewis fue el nombre con el que se bautizó al koala que fue rescatado de los incendios forestales de Australia. El pequeño, que fue encontrado en medio de las llamas con gran parte de su cuerpo quemado, fue llevado a un hospital gestionado por la organización Conservación de Koalas de Australia en Port Macquarie. Ahí, al menos 50 koalas habían sido llevados por deshidratación y quemaduras.

No obstante los intentos de ayudar al marsupial con sus heridas, esta semana la clínica donde se estaba recuperando tomó la decisión de aplicar eutanasia debido al complejo grado de quemaduras que sufrió por las llamas. La decisión llega después de que una nueva revisión de heridas y vendajes determinara que Lewis no había mejorado de sus lesiones.

koala

«El objetivo principal del hospital es el bienestar animal, por lo que tomamos la decisión» de eutanasiar al koala, apuntó el centro.

El rescate de Lewis se hizo mundialmente conocido tras registrarse en video cómo una mujer lo encuentra llorando por los dolores de su cuerpo, al borde de matorrales cercanos a una carretera. Su rescatadora tapó al animal con una polera y lo roció con agua.

Una de las características que vuelve extremadamente indefensos a los koalas frente a los incendios, es que estos animales no pueden correr rápido. Además de eso, en un día normal duermen o descansan durante 20 horas, y solo en las 4 horas restantes se dedican a comer. Dicho alimento proviene principalmente de hojas de eucaliptus, de donde obtienen el 90% del agua que consumen. Si estas especies vegetales dejan de estar presentes, entonces estos animales también pierden su principal fuente de hidratación. 

Te puede interesar: Video: El heroico rescate de un koala en los incendios forestales de Australia