Hace unas semanas, la compañía privada de tecnología espacial SpaceX hizo historia al ser la primera entidad privada en enviar una misión tripulada a la Estación Espacial Internacional (ISS). Esta estuvo compuesta por dos astronautas, y fue transmitida en vivo a todo el mundo.

Te puede interesar: Minsal anunció que realizará exámenes PCR a domicilio, tras disminución de consultas

Sin embargo, SpaceX no siempre fue conocida por esto, sino que en sus etapas iniciales de desarrollo, sus pruebas casi siempre solían terminar en explosiones. Recientemente, uno de sus cohetes, el Starship (SN7), ha vuelto a explotar, la diferencia es que esta vez fue intencional.

El pasado 23 de junio se llevó a cabo una nueva prueba por parte de SpaceX en su sitio de lanzamiento, ubicado en Boca Chica, Texas. Ahí, se presurizó un prototipo con nitrógeno líquido. Su finalidad era observar cómo resistía a la presión. El objetivo del experimento era observar en qué momento fallaría.

Esta es la segunda prueba similar que se hace en un mes. La otra se realizó el pasado 15 de junio, y obtuvo los mismos resultados, teniendo un mejor análisis de los puntos de resistencia del cohete. Puedes ver el video de la prueba a continuación.

Te puede interesar: Jueves 25 de junio: 4.648 nuevos casos y 172 fallecidos