Las salas del cine de todo el mundo se vieron afectadas por la pandemia del coronavirus y, aunque en Corea del Sur el gobierno no ordenó el cierre de estas, la asistencia de público disminuyó drásticamente. Ahora con la intención de sacar a flote el negocio, las grandes cadenas del país asiático están implementando una prueba denominada “sin contacto”.

Te puede interesar: América se convierte en epicentro de la pandemia y desplaza a Europa

sin contacto

Según informa Variety, dentro de las medidas tomadas por las cadenas de cine, se reemplazó al personal humano por robots con Inteligencia Artificial, los box de atención funcionan con reconocimiento de voz. Además la venta de entradas se realiza a través de aplicaciones móviles y los asientos de la sala están distribuidos con distanciamiento social.

Te puede interesar: Elenco de Back to the Future se reúne en programa de Josh Gad

Con estas medidas los asistentes a las salas de cine ya no necesitan tener algún contacto con el personal para ir a ver una película y hasta el momento ha resultado ser todo un éxito. De acuerdo con The Korean Film Council, tan sólo el 30 de abril de 2020, más de 100 mil personas visitaron los cines, siendo la primera vez que el país vendía dicha cantidad  de entradas en un día desde mediados de marzo. 

Estos cines “sin contacto” han sido tan exitosos que la película “Un día lluvioso en Nueva York” del director Woody Allen, ha obtenido el primer puesto en la taquilla de Corea del Sur. Con un total de 46 mil espectadores la comedia romántica logró una recaudación de 344 mil dólares.