Desde mediados de marzo que España se encuentra en confinamiento obligatorio. La situación en el país europeo es tensa, ya que cuenta con algunas de las cifras más altas a nivel de contagios y decesos por Covid-19. Por eso, resulta enternecedora la historia de Jaime Coronel, quien decidió usar disfraces para ir a dejar la basura afuera de su casa en la localidad de Ciudad Real.

La idea de hacerlo, era para amenizar un poco el confinamiento de sus vecinos. ¡Y cómo lo hizo! Primero se inspiró en el popular muñeco de nieve de la película Frozen, Olaf, después llegaron los disfraces de Joker, un pirata, un trabajador de la salud, un policía e incluso un dinosaurio.

Su paseo se convirtió en uno de los momentos más esperados del día por parte de sus vecinos, sobre todo de los más pequeños.

Ahora, después de que en España se permitiera la salida de los niños a las calles, Jaime cuenta con una ayudanta que lo acompaña a dejar la basura todos los días. Se trata de su hija Mara, que sale a las calles como la otra mitad de los disfraces de su padre: como una pequeña Elsa acompañando a un enorme Olaf, la princesa Bella acompañando a la Bestia, la Mujer Maravilla acompañando a Batman, Rapunzel y su camaleón Pascal, y Gohan acompañando a Gokú. 

Algunos de los disfraces ya los tenían en casa antes, otros los compraron y algunos los confeccionaron a mano.

Puedes revisar todos los disfraces aquí.