Recientemente el guitarrista de Queen, Brian May, tuvo que ser hospitalizado, luego de sufrir un accidente mientras realizaba labores de jardinería. El músico inicialmente habría sufrido daños en los glúteos que lo obligaron a ingresar al hospital. Y ahora, ya recuperado, contó detalles sobre lo que realmente le ocurrió en su cuenta de Instagram

Te puede interesar: Las Tesis lanzan cover de «Corazones Rojos» de Los Prisioneros

Brian May habló del inmenso dolor que sufrió debido al accidente, que se sintió como «si tuviese un destornillador en la espalda». Aseguró también que sufrió de un pequeño ataque al corazón, y que según los doctores, estuvo «cercano a la muerte», debido a que presentó tres arterias congestionadas.

«Es increíble lo que te hace el verdadero dolor», confesó. «Siempre me he enorgullecido de mis altos niveles de tolerancia al dolor, (…) pero este dolor nervioso que se tomó mi cuerpo tres semanas atrás -no, no tenía nada que ver con los glúteos después de todo- me dejó el cerebro paralizado».

View this post on Instagram

I’ve got some great help with pain management and rehabilitation. Today I can sit and potter slowly around holding on to things with almost no pain. It’s incredible what real pain does to you. I’ve always been a bit of a big shot about my tolerance to pain levels – like not getting Novocaine jabs at the dentist or whatever – But this nerve pain which came to inhabit my body about three weeks ago – no, it wasn’t a glute thing after all – has paralysed my brain. I felt it took over my personality. I woke up feeling that somehow the pain WAS me, and I was struggling to get back in my body. And I did give in and take the heavy duty painkillers, and in the end I was in a nightmare world. The only thing to do was kick it all and come out. But I could only do that because I got some great physio help and some osteopathy. I’ll tell you the whole story sometime, but for now … happy weekend – I hope everyone of you can find a spot to enjoy the life-giving sunshine. Bri

A post shared by Brian Harold May (@brianmayforreal) on

«Siento que se tomó mi personalidad. Por un momento desperté y sentía que el dolor era yo, y me dificultaba regresar a mi cuerpo. Al final tuve que tomarme los analgésicos. Lo único que quedaba por hacer era salir de esto», reflexionó el artista. Por ahora, Brian May se encuentra descansando luego del horrible episodio.

Te puede interesar: Pixar presenta su primer corto de animación con protagonista gay