Mucho se ha hablado de que los niveles de contaminación del mundo han bajado desde que inició la pandemia por covid-19. La razón es bastante simple: con menos personas en la calle, ya no hay tantos focos contaminantes, por lo que se ha podido limpiar un poco algunas semanas. Finalmente, esto también afecta positivamente en la capa de ozono.

Te puede interesar: Frank Iero te enseña a tocar las canciones de My Chemical Romance

Varios científicos demostraron que la capa de ozono se está recuperando. Pero esto no es del todo debido a la cuarentena que afecta a gran parte del planeta. La revista Nature publicó un artículo cuenta cuales son los beneficios que el planeta tiene gracias al Protocolo de Montreral. Este se firmó en 1987 y consiste de una medida muy importante y simple: la prohibición del uso de aerosoles nocivos para la atmósfera.

Según el estudio Antara Banerjee de la Universodad de Colorado Boulder, establecieron los patrones del viento que están relacionados con la recuperación de la capa de ozono. «No solo ha estimulado la curación de la capa de ozono, también ha estimulado los recientes cambios observados en los patrones de circulación aéreos del hemisferio sur», dice el estudio.

Pero, ¿cuál es el rol de la cuarentena en la capa de ozono?

Las evidencias del impacto del la cuarentena en el aire son reales. En China, por ejemplo, la contaminación atmosférica ha disminuido debido al cierre de ciudades enteras y fábricas. Con esta herramienta puedes ver como se ha disminuido la contaminación en las semanas de cuarentena.

Según el Protocolo de Montreal, se puede recuperar completamente la capa de ozono. Y quizá la cuarentena en varias partes del mundo, la disminución de la contaminación y las medidas que se vienen tomando desde el siglo pasado puedan hacer que esto se haga realidad, y se disminuya un poco los efectos del cambio climático por el calentamiento global.

Te puede interesar: «The End Of The Game»: Weezer lanza videojuego online