En una entrevista con Radio Infinita, la presidenta del Tribunal Constitucional habló por primera vez desde que asumió el cargo en agosto. Sobre el proceso constituyente y las modificaciones a la constitución ella dijo que «es legítimo pedirlas y es legítimo hacerlas».

Brahm dijo sobre el rol del TC en la Carta Magna, que «todas las Constituciones modernas, y me imagino que esta la resolverán quienes participen, necesitan de un tribunal que haga respetar las normas de esa propia Constitución, cualquiera que esta sea».

Sobre el mismo tema, declaró que la actual constitución «desarrolla muy bien los derechos que establece. Fue muy pionera en eso«, y agregó que «en la definición de los roles de los distintos poderes del Estado yo creo que es una Constitución razonable, que delimita bien».

La jueza fue enfática al decir también que existe un «problema de sobreexpectativas». Agregando que las personas creen que  la nueva Constitución «va a resolver los problemas de las personas. Eso no es así. Es el instrumento fundamental que determina derechos, por supuesto, pero la bajada de todos ellos no es mediante la Constitución, es mediante ley».

De igual forma afirmó que las demandas sociales «se resuelven con la agenda social que hoy día, insuficiente o no, como se le califica, está tratando de asumir.»

La presidenta del Tribunal constitucional afirmó no tenerle miedo al proceso constituyente. Agregando que «yo creo que es un proceso que se ha encauzado institucionalmente. Ha seguido las reglas institucionales».

Brahm continuó sobre la actual constitución: «yo creo que la mayor parte de nuestra ciudadanía estima que en el origen, la Constitución no es legítima. A pesar de haber tenido más de 42 leyes modificatorias. En realidad esta Constitución es otra Constitución a la del 80″, puntualizó.

Te puede interesar: Fantasilandia: Jóvenes viajaron desde Rancagua y vivieron falla en juego