Este año, el nombre Greta Thunberg resonó en todo el mundo. Fue nombrada “Persona del Año” por la revista Time, y tuvo numerosos encuentros y discursos marcados por su crítica al cuidado del medio ambiente. Su reciente participación en la Cop25 y otras cumbres la situaron como una figura y líder de opinión en materia climática.

Sin embargo, hay toda una historia detrás de la joven. Greta Thunberg cumplirá 17 años el próximo 3 de enero, y estuvo en conversación con el programa “Today” de Radio 4 BBC junto a su padre, Svante Thunberg. Fue ahí que su papá reveló una serie de datos que se desconocían de la joven activista. Reveló que desde que inició su lucha contra el cambio climático, Greta ha sido una niña mucho más alegre y comunicativa.

Esto porque Greta Thunberg habría estado luchando contra la depresión por alrededor de  tres o cuatro años. «Ella había dejado de hablar, dejó de ir a la escuela», señaló Svante Thunberg.

Te puede interesar: ¡Prepárate! Este verano podríamos sentir 41 grados de calor

Mientras su padre es actor profesional, su madre es cantante de ópera, y ambos debieron dejar de lado compromisos y trabajo para comenzar a pasar más tiempo con sus hijas: Greta y Beata.

Greta Thunberg ya no comía debido a la depresión que sufría, y luego del apoyo de su familia en su lucha por el resguardo del planeta, obtuvo una especie de “energía vital”. Logró acercar a su familia al veganismo y los hizo cuestionarse los viajes en avión.

Tras dos años, Svante Thunberg asegura que su hija es mucho más feliz ahora, pero que le preocupa el daño que pueden generar las redes sociales y los constantes mensajes de odio de detractores que recibe Greta.

Te puede interesar: Llega el primer minibús eléctrico y autónomo de Chile y Latinoamérica