En marcha blanca se encuentra el primer minibús autónomo de Chile y Latinoamérica, que actualmente está de prueba en el Parque O’Higgins. El plan está en etapa de piloto, y espera que pueda ser implementada a nivel nacional en distintos ámbitos.

El minibús es eléctrico, sin conductor y con capacidad para 12 personas. De momento ha beneficiado a adultos mayores que pasean por el pueblito del Parque O’Higgins.

“Me alegra que la comunidad de especialistas tenga acceso a este tipo de tecnologías, pero también que las personas puedan entender cómo funcionan estos vehículos y estar en contacto con las innovaciones existentes en el mundo en materia de transporte”, señaló la ministra de Transportes, Gloria Hutt.

Te puede interesar: ¡Prepárate! Este verano podríamos sentir 41 grados de calor

Este proyecto es una iniciativa del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), junto con Transdev y la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile. Tuvo un costo de 320 mil dólares y tiene como objetivo promover una tecnología limpia, de propulsión eléctrica, sin emisiones contaminantes ni ruido.

“El proyecto busca traer al país una tecnología de vanguardia y que el gobierno tenga espacios para realizar el piloto. Investigar y diseñar nuevos marcos regulatorios para tecnologías de nueva generación. Además, apunta a promover el emprendimiento en nuevos medios y tecnologías para transportar a las personas”, señaló la representante del BID en Chile, Yolanda Martínez.

El minibús funciona de manera autónoma gracias a una serie de sensores alrededor y conexión a un GPS de posicionamiento global de alta definición. Siempre habrá un encargado en su interior, y de momento está circulando por el parque O’Higgins de lunes a viernes en un recorrido gratuito de 0,8 km.

Te puede interesar: «Año Nuevo con Dignidad»: La invitación a conmemorar el estallido social este 31 de diciembre