China y Estados Unidos lograron un acuerdo para retirar gradualmente el alza de los aranceles de los productos provenientes de cada nación, en el proceso de lograr el cese de la guerra comercial que mantienen desde marzo del 2018.

La cantidad de alivio arancelario que vendría en la primera fase, que se firmará en las próximas semanas, dependerá del contenido de ese acuerdo.

Según informó el portavoz del Ministerio de Comercio de China, Gao Feng,  “en las últimas dos semanas, los principales negociadores mantuvieron discusiones serias y constructivas y acordaron eliminar los aranceles adicionales por fases a medida que se avanza en el acuerdo”.

De ser confirmado por EE UU, tal entendimiento podría proporcionar una hoja de ruta para reducir la escalada de esta guerra comercial entre ambas potencias, que ha dado lugar a una importante sombra sobre la economía mundial.

Te puede interesar: Festival de Viña 2020: TVN y Canal 13 evalúan suspender la gala

“Sólo queda que los dos países den el paso de abolir los aranceles para cumplir con la denominada «primera fase» de un acuerdo entre ambas potencias para resolver el conflicto. Si China y Estados Unidos llegan a un acuerdo en esta fase, las dos partes deberían eliminar los aranceles simultáneamente y en la misma proporción», añadió el portavoz del ministerio de Comercio chino.

El pasado 26 de octubre, el Gobierno chino confirmó el avance de las negociaciones para un acuerdo comercial parcial y aseguró que las consultas técnicas sobre parte del texto ya se habían completado. Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, describió el pacto como una «primera fase» en un proceso que puede desarrollarse en hasta tres etapas, y aparcó sus planes de subir los aranceles a las importaciones del gigante asiático.

Ninguno de los dos Gobiernos ha publicado hasta el momento detalles del acuerdo, pero Trump precisó que incluye algunas medidas relativas a la devaluación de la divisa china y temas de propiedad intelectual, aunque no trata la transferencia forzada de tecnología en China, un tema que se discutirá «en la segunda fase». El acuerdo tampoco resuelve el tema de los vetos a la exportación que afectan al gigante chino de la telefonía Huawei, algo que se está negociando en un proceso paralelo.

Te puede interesar: Francisca Valenzuela: «Es impresionante que haya ciudadanía lúcida y crítica que esté reflexionando y conectando»