Durante la tarde de este jueves, José Luis Pérez Calaf había sido confirmado como el fiscal a cargo de indagar la querella presentada en contra del Presidente Sebastián Piñera y quienes resulten responsables de violaciones a los Derechos Humanos ocurridos desde el Estado de Excepción en adelante.

Fue el Fiscal Nacional Jorge Abbot quien designó al fiscal jefe metropolitano Occidente como el encargado de esta labor. No obstante, a las pocas horas, Pérez Calaf confirmó que se inhabilitará del caso por nexos con abogado del Presidente Piñera.

El libelo de 34 páginas interpuesto por 16 abogados también solicita otras diligencias, como citar a declarar al exjefe de la Defensa Nacional, Javier Iturriaga, al general director de Carabineros, Mario Rosas y al exministro del Interior, Andrés Chadwick, entre otras autoridades.

Te puede interesar: Cosena: Qué es, cómo funciona y cuándo fue convocado por última vez

Esto luego de que ayer miércoles, el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago declarara como admisible la acción judicial contra Piñera, tras lo cual Abbott debía dar el paso siguiente, es decir, nombrar a uno de los fiscales regionales del Ministerio Público para indagar los hechos denunciados.

Según indica el abogado querellante de la causa, Oscar Castro, “con esto se inicia el proceso judicial remitiendo los antecedentes al Ministerio Público para se comience a investigar la posibilidad y factibilidad de que autoridades civiles y militares puedan tener responsabilidades penales por la violación sistemática y generalizada a los derechos humanos en el marco de las protestas sociales a partir del 18 de octubre a la fecha”.

Durante la presentación de la querella, las organizaciones señalaron que “el Presidente de la República y las diferentes autoridades policiales y militares, lejos de controlar y condenar el alto número de atentados a la población civil, han declarado públicamente su respaldo y felicitado el actuar de las fuerzas militares, de orden y seguridad en los medios de comunicación nacional”.