Estados Unidos sumó por primera vez en 30 años a un país occidental en aquellos con activos congelados y el elegido fue Venezuela. Esto porque el Presidente de ese país, Donald Trump decidió bloquear los bienes e intereses del gobierno venezolano en ese país.

Desde la Casa Blanca aseguraron que la decisión contra Venezuela es por  “la continua usurpación del poder por parte de Maduro”, así como “los abusos contra los derechos humanos, incluido el arresto arbitrario o ilegal”.

Pero esa no es la única razón. También acusan interferencia con la libertad de expresión e intentos continuos “de socavar al presidente interino Juan Guaidó” y el ejercicio de autoridad legítima de la Asamblea Nacional venezolana.

Te puede interesar: SISS asegura que estanque de petróleo de Essal en Osorno era «ilegal»

¿De qué forma va a regir esta medida?

Tal como explican desde la Casa Blanca «Todos los bienes e intereses en bienes del Gobierno de Venezuela que se encuentran en EE UU no pueden transferirse, pagarse, exportarse, retirarse ni negociarse de otra manera«.

Otros países, además de Venezuela afectados por esta medida son Corea del Norte, Irán, Siria y Cuba.

La reacción de Venezuela no tardó en llegar. A través de un comunicado compartido por el ministro de Relaciones Exteriores de ese país, Jorge Arreaza, calificaron la medida como «una nueva y grave agresión de la administración Trump a través de acciones arbitrarias de terrorismo económico contra el pueblo de Venezuela”.