Singapur anunció hoy la prohibición total del comercio de marfil, luego de incautar casi nueve toneladas de colmillo de elefante africano.

El 23 de julio, el país incautó un cargamento procedente de la República Democrática del Congo de 8,8 toneladas de colmillo de elefante -pertenecientes a unos 300 de ellos-, el mayor decomiso de marfil realizado hasta la fecha por los oficiales locales.

La medida fue tomada a raíz, entonces, de una recomendación del Departamento de Parques Nacionales, con el fin de «resolver la lucha contra el comercio ilegal de especies» registradas bajo la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), aclara el comunicado oficial.

A pesar de que la ciudad-estado adoptó la prohibición de comercio internacional de marfil en 1990, los comercios singapurense podían vender objetos hechos con colmillo de elefante si las piezas fueron importadas antes de la fecha de la prohibición.

Sin embargo la futura regulación, que se pondrá en marcha en septiembre de 2021, implementa una total prohibición sobre el comercio de marfil, sin excepciones.

Maureen DeRooij, directora ejecutiva en Singapur del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), aplaudió el anuncio como un «paso importante» para proteger la vida silvestre, y más aún teniendo en cuenta que siguen disminuyendo las poblaciones de animales, lo que envía una señal «fuerte» sobre la «urgencia» de detener el tráfico de animales.

marfil colmillos

Te puede interesar: Tienda Ecobelleza es lo nuevo en productos cruelty free en Chile