Desde mayo que Madrid es la cuna de «The Pink Floyd exhibition: their mortal remains», la muestra más grande dedicada a este grupo, que este 2019 celebra los 40 años de «The Wall». El recorrido incluye imágenes y sonidos que harían alucinar a cualquier fanático.

La exposición, que estará presente hasta noviembre de este año en la capital española, es catalogada como una de las más ambiciosas que hay en torno a la banda.

«‘The Pink Floyd Exhibition’ es una colaboración entre los miembros de Pink Floyd y su comisario Aubrey ‘Po’ Powell. Desarrollada bajo la minuciosa supervisión del batería Nick Mason, que ejerce de consultor de exposiciones, la muestra incluye más de 350 objetos recopilados a lo largo de la trayectoria de esta formación», explican.

La exhibición ordena por décadas la historia de la banda, junto a referencias que vinculan a esta banda con sus influencias musicales. Al principio, se pueden encontrar discos como Lightnin’ Hopkins, acompañados de libros de poesía beat. Además de el I-Ching y extraños aparatos artesanales para intervenir focos o amplificadores.

A través de esto, quien va a visitar la muestra aprende de la autonomía en el diseño gráfico, la fotografía, la iluminación escénica y la opinión política de Pink Floyd. De hecho, el diseñador Gerald Scarfe, creador de los trazos para The Wall, calificó al grupo como «socios ideales en la exploración creativa», según destaca La Tercera.

La muestra incluye además un tributo al tecladista Richard Wright, muerto en 2008 y otro para Syd Barrett, quien murió en 2006. Para ellos, hay palabras, fotos y dibujos originales.

¿Lo mejor? Puedes tomar todas las fotos que quieras dentro de este museo de Pink Floyd.

Te puede interesar: ¡Escuchar Pink Floyd es beneficioso para la salud mental según la ciencia!