Ayer a las 21 horas finalmente en el intento número 43, el pozo acumulado más grande de la historia de Loto y los juegos de azar en Chile, encontró ganadores. Fueron cinco en total, estando en la capital y en ciudades como Quillota e Iquique. Sin embargo, el Estado también gana.

Esto porque los 12.600 millones de pesos que se repartieron en el sorteo están sujetos -como lo está cada juego- a un impuesto único de la Ley de Renta, que a los juegos de lotería les quita el 15% de lo sorteado. Lo que termina significando una ganancia de 2.200 millones para el fisco.

Una cifra alta que a cualquier jugador del Loto que no acertó, le habría gustado quedarse sin ninguna duda.

Te podría interesar: Backstreet Boys saluda a sus fanáticos en Chile con un video