Por fin la espera terminó: Mon Laferte acaba de estrenar su último discoCarmen 1940. Este lo grabó en cuatro meses, en California, mismo lugar en el que también pintó un mural en West Hollywood y grabó un videoclip. Su sencillo «Algo es mejor» nos adelantaba las emociones que ha conocido durante su gestación, un proceso que la tiene llena de energía y vitalidad.

Una oda a California

Este es el segundo disco que Mon estrena en el año, tal como también hizo Lana del Rey. Esta vez nos encontramos con un sonido mucho más cercano a los ritmos pop del momento, marcados por la influencia del lo-fi independiente y del mismísimo bedroom pop. Sus diez canciones se alejan de la pomposidad latina que tanto había desarrollado, más por desarrollo natural que por expansión premeditada.

Más aún, ahora Mon explora interpretar en inglés, con las canciones «Good Boy«, «Beautiful Sadness» y «A Crying Diamond«.  Es notorio que la artista se influenció en el estilo de Nancy Sinatra y de Lana, seductor y melancólico al mismo tiempo. Sin ponernos conspiracionales, además, en su canción «Niña» le canta a una pequeña, quien se especula podría ser su hija. Esto incluso lo indica Culto.

Creatividad a flor de piel

Hace tan solo 28 días Mon anunció el lanzamiento de «Algo es mejor», y escribió en su Instagram: «Escribí esta canción mientras iba en auto por Malibú, con toda la ilusión de quedar embarazada. Me sentí muy feliz por ser valiente y buscar la maternidad. El Océano Pacífico siempre me inspira. Los paisajes californianos se parecen mucho a mi ciudad natal. ¡Mientras miraba por la ventana me sentí muy libre! ¡Tan plena y feliz! La vida es hermosa, creo que muchas veces es sólo cosa de actitud. Definitivamente ‘algo en mi cambió’». 

Sobre su disco, también explicó: «Escribí y produje todo el álbum y casi todo lo grabé en el Airbnb (la dirección era 1940 Carmen, por eso el nombre). Esta es la portada, es una foto que me tomé en el espejo, digamos portada selfie jeje».