Noticias

Reina Isabel en Chile: El clásico de fútbol chileno que vio en su visita al país

Dentro de los eventos de los que fue parte en su visita a Chile, la Reina Isabel vio un clásico del fútbol chileno.

Reina Isabel en Chile
Getty Images

Este jueves 8 de septiembre, se informó del delicado estado de salud de la Reina Isabel II y Reino Unido activó las alertas. Mientras se esperan actualizaciones en torno a su estado, se comenzaron a revivir múltiples anécdotas de su vida llena de hitos históricos. 

Como siempre, Chile no puede ser ajeno a estos momentos y muchos recordaron la visita de la Reina Isabel a nuestro país. Después de todo, ya han pasado 54 años desde que la monarca británica hizo su visita al país, lo que dejó curiosas anécdotas. 

El partido que la Reina Isabel vio en su visita a Chile

Tal como reportó nuestra radio hermana Concierto, fue en 1968 cuando la Reina Isabel II hizo su visita a Chile. El entonces Presidente Eduardo Frei Montalva recibió a la monarca del Reino Unido en una instancia que contaría con múltiples eventos en su honor. 

Sin embargo, quizás lo más curioso fue su interés por asistir a un partido de fútbol. Después de todo, como buena mujer inglesa, también era una fanática de este deporte, aunque jamás ha revelado explícitamente a qué equipo británico apoya. 

Reina Isabel y Eduardo Frei Montalva
Reina Isabel y Eduardo Frei Montalva

La Reina Isabel II y el Príncipe Felipe aprovecharon su visita a Chile para visitar al Estadio Nacional y presenciar el Clásico Universitario. Así es, las dos personas más importantes del Reino Unido fueron a ver un nuevo encuentro entre Universidad de Chile y Universidad Católica. 

El partido, que se llevó a cabo el 13 de noviembre, terminó sin anotaciones por ninguno de los equipos. Sin embargo, es probablemente de los empates más icónicos en el fútbol nacional, considerando la visita británica que los veía desde el palco. 

Eso sí, el juego no causó mucha impresión en la Reina Isabel. Al parecer, esta se fue tras solo el primer tiempo y no se molestó en ver cómo terminaba. Con lo que sí quedó encantada fue con la obra El Príncipe Feliz, original de Oscar Wilde, que se presentó a cargo del director Rodolfo Soto.